La enfermedad de la vejiga natatoria

La enfermedad de la vejiga natatoria

La primera vez que vi un pez con esta enfermedad de la que os voy a hablar hoy me quedé sorprendido porque sinceramente pensaba que el pez estaba de cachondeo en vez de enfermo.

La enfermedad de la que voy hablar hoy es la enfermedad en vejiga natatoria y es una enfermedad que le entra a los peces y que nos daremos cuenta que la tienen porque el pez afectado comenzará a nadar al revés, invertido, panza arriba vamos. Consecuencia de nadar así, se irá dando golpe con todo lo que se cruce en su camino.

La vejiga natatoria es un órgano membranoso en forma de saco lleno de gases. Este órgano regula el equilibro del pez y que flote. El pez llena o vacia la vejiga de gases dependiendo si quiere subir o bajar.

Esta enfermedad la contraen los peces principalmente por descuido severo de las condiciones del agua del acuario. En una minoría se debe a problemas congénitos.

Un virus principalmente es el que causa la inflamación y engrosamiento del tejido que rodea  la vejiga natatoria. Debido a ello, el pez se queda sin poder penetrar los gases a través de la vejiga natatoria y por consiguiente se quedan flotando sin poder mantener su posición original. A mas inflamación, menos estabilidad tendrá el pez.

Hay peces mas propensos, por su morfología, a contraer esta enfermedad, como pueden ser los peces con forma globoide.

Una vez que hemos detectado un pez enfermo con la enfermedad en vejiga natatoria, lo primero que debemos de hacer es habilitar un acuario cuarentena y poner allí al pez enfermo.

Una vez hecho esto vamos a ir a una tienda especializada y compraremos un tratamiento específico para poner tanto en el acuario principal como en el acuario donde está el pez enfermo.

No hace falta decir que de inmediato debemos de corregir en el acuario principal lo que se haya alterado, ya sea en calidad de agua, niveles los niveles del agua etc.

Regresaremos el pez enfermo al acuario principal cuando ya esté totalmente curado.

Como veis volvemos al mismo punto de siempre, los peces en sí no requieren tanto trabajo ni atenciones, es el acuario al que debemos de atender al 100%. Teniendo el acuario en perfecto estado, con agua equilibrada y niveles ajustados, no hay problemas o no debería de haber problemas con los peces.

Un pez nuevo o una planta nueva debe de estar en cuarentena antes de entrar en el acuario principal. Cuando hablamos de cuarentena nos referimos a ese periodo de tiempo que transcurre entre los 14 a los 21 días.

Otra recomendación para evitar esta enfermedad, el alimento seco de los meses conviene humedecerlo antes de ponerlo en el acuario, se ha comprobado que el alimento seco en los peces hacen que se les obstruya los intestinos y puede aparecer esta enfermedad.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*