La gripe Felina

La llegado de un gatito

Con el frío que está ya comenzando a entrar, y es el momento en el que  nuestro gato pueda pillar la gripe. Así como si de una persona se tratara, los gatos también padecen la gripe.

La gripe felina es una gripe viral que produce ojos llorosos, congestión, estornudos, problemas respiratorios, fiebre y tos.

La gripe felina es altamente contagiosa entre los gatos pero no es contagiosa ni para los perros ni para las personas, así que tranquilidad.

En un gato adulto, sano, aparece y desaparece en unos 7 a 10 días. En cachorros , gatos jóvenes, gatos sénior, gatas embarazadas o lactantes, puede ser altamente peligrosa esta gripe felina e incluso mortal.

Los gatos que se contagian es porque tienen las defensas bajas, porque han estado expuestos a bajas temperaturas o porque le han transmitido el virus.

Lo normal es que ante la manifestación de síntomas y sobre todo cuando aparezca fiebre, es llevar al gato al veterinario para que prescriba tratamiento así como pautas de administración.

Un gato con fiebre debe de estar en un lugar cálido, abrigado y con bastante agua y líquidos a su alcance para que beba siempre que lo necesite.

Hay que ayudarles a comer. Un gato con gripe felina no tiene un olfato bueno, y los gatos comen más que nada por el olor. Si no tiene apenas olfato y un gato enfermo no tiene hambre, hay que ayudarlo a que coma porque es muy importante para que se reponga lo antes posible. Soluciones hay mucha, remojar su pienso con caldo de pollo tibio, poner un poco de atún enlatado en su comida, recuerda que no debes de abusar del atún, pero un poco le ayudará a comer, el queso y el pollo también les gusta y se lo podemos dar. Otra opción es recurrir a comidas enlatadas de gatos, son mucho más olorosas.

Ayúdale con los mocos, limpia la nariz de vez en cuando con un pañuelo suave de papel.

Los ojos hay que mantenerlos vigilados porque puede complicarse la cosa y pillar conjuntivitis, cosa que tiene que tratarse de inmediato y a través del veterinario. Mientras tanto, si no hay conjuntivitis, limpiaremos los ojos con gasas y suero.

Lo que hay que tener en cuenta siempre es que un gato bien alimentado y correctamente vacunados, las posibilidades de enfermedades como ésta de la que hablamos hoy son mínimas y en caso de tener que pasar por una gripe felina, siempre sus síntomas serán mucho más leves.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*