La halitosis en nuestros perros

El resfriado de nuestras mascotas

La halitosis en un perro es muy desagradable por el olor que desprende. Combatirla es muy sencilla y con pequeños trucos se soluciona.

Lo principal es que el perro tenga una higiene bucal correcta y claro está, el perro no se va a cepillar los dientes pero nosotros si se los podemos limpiar.

En el mercado hay cepillos y pastas de dientes específicas para ellos y solo tenemos que acostumbrarlos a que se dejen limpiar los dientes. Si los acostumbras desde pequeño, la tarea es sencilla pero si tu perro es ya adulto, nunca es tarde para comenzar el aprendizaje. Una limpieza de dientes dos veces por semana es lo ideal.

SI tu perro ya es adulto y tiene sarro en los dientes, lo mejor es optar por una visita al veterinario y hacerle una limpieza de boca a fondo. Es costoso pero siempre será eso mejor que dejar que la halitosis se convierta en otro problema de salud mas grave.

En temas de comida, la comida seca siempre le dará al perro menos olor de boca que una comida húmeda así que siempre es mejor acostumbrar a nuestro perro a piensos secos.

El comedero del perro se debe de limpiar a diario, para que no tenga restos de comida que se puedan descomponer y producir mal aliento en nuestro perro.

En el mercado hay huesos y otros productos que se le dan al perro a modo de juego, de premio etc que los perros muerden y que en el fondo lo que hacen es limpiarle los dientes. No hay que abusar de ellos pero de vez en cuando ayuda bastante.

Si en casa suele quedar restos de pan duro, dejar que el pan se ponga duro duro,  a poder ser al aire libre porque guardado en bolsas se pone mohoso y no sirve. Si le damos al perro un trozo de pan duro, el perro al estar royendo el pan, también hace una acción de limpieza de dientes.

Al igual que el pan, otros alimentos que ayudan a esta acción de limpieza son las manzanas, las zanahorias etc.

Enjuagues, sprays mentolados etc., todos esos productos son una perdida de tiempo y un gasto innecesario de dinero. La halitosis se provoca porque el perro tiene restos de comida entre sus dientes así que no disfraces el olor, combátelo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*