La hidropesía infecciosa

Los peces

Cuando tenemos un acuario con peces, tras el largo camino recorrido para tener el acuario en perfecto estado, nos entristece mucho cuando un pez se nos enferma. No solo hay que conocer las principales enfermedades de los peces para tratarla lo antes posible sino que hay que tener muy claro el como actuar frente a ellas.

Hay enfermedades como el punto blanco de la que os hablé aquí, que es tratable y curable y a pesar de peces muertos por esta enfermedad, muchos otros consiguen curarse.

La enfermedad de la que os voy hablar hoy no es tan benevolente con nuestros peces. Es una enfermedad altamente contagiosa y de muy difícil tratamiento.

La enfermedad de la que os voy hablar hoy es la hidropesía infecciosa.

La enfermedad se ve a simple vista. A los peces se les pone los ojos o bien saltones o bien hundidos.  El ano se le sobresale y se le pone de color rojo. Las agallas se ponen transparentes.  Tumores, que suelen ser rojos, rodeados de una capa blanca y otra mas exterior de color negra.  Zonas sin escamas,  enrojecimiento de la piel y caída de parte de las aletas.

Claramente se distingue un pez enfermo de uno que no lo está.

Esta enfermedad no se sabe que la causa, por ahora no se ha concretado definitivamente pero apunta a que es las bacterias aeromonas punctata y Pseudomonas fluorencens.

Un pez con esta enfermedad hay que sacarlo de inmediato del acuario porque esta enfermedad es muy contagiosa. Si es cierto que no enferman todos los peces sino los peces débiles.  Si tenemos un acuario estable, con peces estable y con calidad de vida, hay poquísimas posibilidades de que esta enfermedad entre en tu acuario.

Como siempre, volvemos al mismo punto de partida, un acuario hay que mantenerlo en perfecto estado porque  si se desequilibra es como abrir las puertas a las enfermedades.

La hidropesía infecciosa es muy difícil de curar por lo que el mejor tratamiento es sacar al pez enfermo del acuario y sacrificarlo. Hoy por hoy es cruel pero es lo único que se puede hacer.

Esta enfermedad no es ni usual ni común por lo que si hacemos las cosas bien, no tendremos riesgos ninguno. Recordar siempre que los peces nuevos deben de estar en cuarentena antes de entrar en el acuario. Solo manteniendo el pez nuevo en cuarentena, tendremos la certeza que no viene enfermo de la tienda y no nos va a contagiar a los otros peces.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*