La hierba gatera

Hierba gatera

Me preguntan, sobre todo las personas mas directas que conocen mi casa, como hago para mantener mis macetas , mi jardín y mi huerto libre de los gatos. Y la verdad es que no lo sé. Mis gatos son muy selectivos y solo se comen esas puntitas de hierba que crecen entre las platas del huerto, ni los he enseñado ni nada por el estilo, simplemente creo que he tenido suerte.

Si tu no has tenido esa suerte y tu gato la tiene tomada con tu huerto, tus macetas o tus plantas , hay que darle otras opciones.

La mejor opción es plantar la conocida comúnmente como la hierba gatera y no es mas que una buena maceta de nepeta cataria. A los gatos les encanta, les atrae y lo mejor de todo, es que lo relajan cuando la comen o simplemente se flotan contra ella.  Esto es debido a que esta planta tiene una molécula que se llama nepetalactina y estimula el sentido de los gatos hasta tal punto que provoca en su cerebro un estimulo relajante.

Es de fácil cultivo y dura bastante tiempo. Una vez que se agota, vuelve a crecer. O simplemente la volvemos a plantar.

Lo suyo es plantarla en jardinera alargada, de tamaño no muy alto para que el gato tenga fácil acceso a ella.

Se puede cultivar tanto en interior como en exterior.

Se puede comprar en semillerías, en viveros, en tiendas de animales y hasta en grandes supermercados la he visto que la tienen, ya preparada las semillas en una bandeja donde solo tenemos que regar y esperar a que crezca.

Como en todo, la excepción cumple la regla, y hay gatos a los que ni le llama la atención ni le hace caso por lo que si resulta que tu gato es uno de ellos, seguirá dándole mala vida a tu planta querida.

A los gatos, igual que los puede relajar, los puede poner mas activos incluso demasiado activos por lo que el uso de esta planta, que no está comprobado que sea dañina para los gatos, si se recomienda un uso moderado.

A mi personalmente nunca me ha llamado la atención y de hecho nunca la hemos tenido en casa pero ante vuestras preguntas y dudas, una opción para ofrecer a los gatos que no paran de comerse nuestras plantas.

Imagen vista aqui

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*