La importancia de recoger los excrementos de los perros

La importancia de recoger los excrementos de los perros

Muchas personas piensan que el tener que recoger por ley los excrementos de sus perros de la calle es por simple estética y para que la calle no se vea sucia y nadie pise una caquita.

El tema de la recogida de los excrementos es algo mucho más serio de lo que este grupo de personas piensan.

Los excrementos de los perros son el principal agente de contaminación de las aguas. Los excrementos de los perros contienen un sin fin de bacterias que no son capaces de ser eliminadas por antibióticos en humanos. La contaminación del agua por parte de los excrementos de los perros produce en las personas calambres, diarreas, alteraciones intestinales, problemas en el riñón etc.

El proceso es bien sencillo, los excrementos abandonados en las calles y parques, cuando llueve o se riega, se deshacen y la tierra lo absorbe pasando al subsuelo y a las aguas del subsuelo, es decir, se filtran.

Y muchos dirán, en época que no llueve no hay problemas. Sigue existiendo muchos problemas porque con el sol, sin lluvias, los excrementos se secan, y el polvo en el que se convierte contamina el aire, los depósitos de agua y los alimentos que se encuentran en la calle, ya sean alimentos que se preparan en la calle o alimentos que se exponen en la calle.

Es un tema bastante serio, es un tema de salud. Recoger los excrementos de tu perro ya no es simple es simple estética o no es el evitar que alguien la pise y resbale, estamos hablando de la salud de todos, incluida la persona que no recoge los excrementos porque de igual manera bebes agua y respirar el aire.

Recoger los excrementos es muy fácil. Necesitamos bolsas, hay bolsas que se venden para tal fin o bien puedes ir guardando las bolsas de plásticos y reutilizarlas.

Si quieres una mayor protección, usa bolsa doble, usa guantes de látex desechables o una protección de servilletas de papel.

Puede llevar en tu bolso un paquete de toallitas húmedas para la limpieza de tus manos tras la recogida de los excrementos.

Haces pinza con la mano donde tienes la bolsa, recoges el excremento, le das la vuelta a la bolsa sacando de ella tu mano y haces un nudo. Listo para tirar a la basura.

Hay otras maneras, como por ejemplo el recolector de excrementos, de venta en tiendas de mascotas, no te tienes que agachar, simplemente recoger con el recogedor que hace la manera de pinza , ponemos la bolsa, abrimos el recolector para que caiga los excrementos, anudar y tirar.

Recuerda, la salud de todos, incluida la tuya, está en juego.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*