La incontinencia urinaria en las perras embarazadas

La incontinencia urinaria en las perras embarazadas

En los últimos días del embarazo de una perra nos encontramos con uno de los mayores inconvenientes, sobre todo en las perras que están dentro de casa.

En las últimas semanas, con la presión de los cachorros sobre la vejiga de la perra, la incontinencia urinaria es muy frecuente.

Nos podemos encontrar que nuestra perra, nuestra futura mamá, se hace pipí sin poderlo controlar y sin poder, ni siquiera, avisarnos.

No debemos de reñirle ni gritarle, no lo hace queriendo y si se siente frustrada, lo que conseguiremos es que se haga pipí en lugares escondidos donde tardaremos más tiempo en limpiar porque no están a la vista.

Hay que ser comprensibles e intentar poner todo tipo de remedios a nuestro alcance.

Una de las mejores cosas que podemos hacer es poner una sábana empapadera a su alcance donde pueda ir hacer pipí en caso de no aguantar más. Y sobre todo, lo ideal es que saquemos a la calle a la perra con más frecuencia. Muchas más salidas, cortas de tiempo, lo justo para que haga pipí. No hace falta llevarla muy lejos de casa, no tiene por qué ser el paseo largo en tiempo o distancia, ella lo único que necesita en estos momentos es hacer pipí con más frecuencia y sobre todo descansar.

Una última salida en la última hora de la noche, justo cuando nos vayamos a ir a la cama y la primera salida de la mañana que no se haga derogar, en cuanto nos levantemos, sacar a la perra. Solo así conseguiremos que haga pipí en casa las menos veces posible.

Si eres de los que trabajas, y la perra estará varias horas sola, lo mejor es lo que antes comenté. Una sábana empapadera grande, en los supermercados he visto paquetes de 20 unidades por menos de 10 euros.

1 comentario sobre: “La incontinencia urinaria en las perras embarazadas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*