La Leishmaniosis canina

Mapa-de-Espana-Leishmaniosis

Se acerca la primavera y con el buen tiempo llegan los mosquitos. Con los mosquitos llega la leishmaniosis.

La leishmaniosis es una enfermedad que la causa un parásito. Un parásito unicelular que se llama Leishmania Infantum y que vive dentro de las células sanguíneas.

La enfermedad la trasmiten los mosquitos. Es muy sencillo, un mosquito hembra pica a un perro que tiene la enfermedad, el parásito, dentro del mosquito sufre una serie de transformaciones para cuando el mosquito pica a otro perro, lo contagia.

No hay mas historia, no hay contagio por heridas, ni salivas ni nada de nada. Lo importante en el contagio es el mosquito porque es dentro del mosquito donde el parásito de transforma para contagiar al siguiente perro que pique. Se necesita que la sangre del primer perro enfermo esté dentro del mosquito mas de 4 días, mas concretamente en su sistema digestivo, para que el parásito se transforme y pueda contagiar al siguiente perro que pique el mosquito.

Los perros mas expuestos a esta enfermedad son aquellos perros que no tienen sus  vacunas al día, y los perros que viven y duermen en un jardín.

La leishmaniosis la puede padecer cualquier mamífero, desde un humano hasta cualquier animal mamífero pero son los perros los mas perjudicados porque su sistema inmunitario no es capaz de combatir a este parásito.

Los síntomas que nos debe de alarmar son un adelgazamiento excesivo del perro, tristeza, zonas sin pelos con caspas o ulceras, Hemorragias, sobre todo nasales, fiebre sin explicación,  cojera, diarreas crónicas, inflamación ocular.  Estos son los síntomas mas comunes pero ante cualquier síntoma de estos citados, como cualquier otro que nos resulto sospechoso, hay que llevar al perro al veterinario lo antes posible.

Un perro infestado puede manifestar la enfermedad al cabo de meses. La enfermedad se puede incubar durante meses y en perros totalmente sanos.

Por desgracia no hay nada para prevenir esta enfermedad, solo consejos como mantener al perro bien vacunado, señal que estará bien inmunizado. No dejar al perro dormir en el exterior y a poder ser una analítica de sangre. Lo ideal es hacer la analítica dos veces al año para que, en caso de que de positivo, poder atacar rápidamente la enfermedad. SI no podemos dos veces al año, una vez al año, tras el verano, es lo ideal.

La leishmaniosis se puede curar pero ciertamente se puede curar dependiendo de la fase en la que se encuentre y el grado de infección en el perro.

Una enfermedad muy seria que afecta sobre todo a la zona del mediterráneo.

Imagen vista AQUI

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*