La llegada de un gatito

La llegada de un gatito

Mi amiga Toñi tiene un nuevo inquilino en su casa. Después de mucho tiempo pensando y sopesando los pros y los contras de adoptar a un gatito, por fin lo ha tenido claro. Y ojalá todo el mundo sea tan responsable como ha sido ella a la hora de tomar la decisión que ha sido meditada y muy pensada.

Y ya tiene Toñi a su gatita en casa, es una hembrita, la que os pongo en la foto, foto que ella me envió al móvil para que la vieramos.

Ahora son muchas dudas y voy a intentar solucionarlas todas o casi todas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que ese gatito acaba de ser separado de su madre y hermanos por lo tanto se encuentra en un hogar extraño y muy asustado. Hay que darle tiempo y mimos para que se haga con el lugar y sobre todo se haga a nosotros. Tienen que comprender que ni les vamos hacer daño y que estamos ahí para quererlos.

Lo ideal es que la primera vez llevamos al gato a una sola habitación. Cuando se haya hecho con esa habitación, podremos abrir la puerta para el resto de la casa. Los primeros días, incluso semanas, debemos de tener cuidado con ventanas y puertas abiertas para que no haya intentos de fuga.

El gato se relacionará contigo en función a como tu lo hagas con él. Tú dale cariño, mimos y atenciones y será tu mas fiel mascota.

Lo que hay que tener preparado de ante manos es el bebedero y el comedero así como un cajón con su arena. Recuerda que es un cachorro por lo que la primera bandeja debe de ser acorde a su tamaño. Colócala en un lugar tranquilo y no cerca de su comida y agua. Si ves que lleva mucho tiempo sin hacer pis , llévalo tu al arenero, ellos lo usan de manera intuitiva pero a veces hay que mostrarles un poco el camino.

El tema cama es algo secundario, pronto entenderás que el gato puede adoptar como su cama cualquier rincón cálido de la casa.

Lo ideal es que te den con el gato un poco del pienso que ya esté tomando para que junto con el pienso que hayas comprado tu, vayas mezclando hasta dar solo el pienso que tu has elegido. Elige una buena comida, un pienso para cachorros en primer lugar y a partir del año de gato adulto. Si optas por esterilizarlo, comienza con el pienso para gatos esterilizados.

No te olvides de poner en su comida pequeñas cantidades de malta de vez en cuando para ayudarles con las bolas de pelo.

Como accesorios que utilizarás o necesitarás será entre otros, juguetes para que se entretenga, un cepillo para cepillar al gato y un rascador para que se limen las uñas. Acostumbra a tu gato a ser cepillado desde bien pequeño, en momentos de muda agradecerás el tener al gato acostumbrado a ser cepillado a diario porque le retiraremos muchos pelos muertos en vez de encontrarnos esos pelos danzando por toda la casa.

Un trasportín para sus salidas al veterinario te servirá mucho así como suero y gasas para la limpieza de los ojos.

Si eres de las presumidas como yo, querrás tener a tu gato con su collar y cascabel. Cuando son menores de 6 meses no es aconsejable el poner collar anti pulgas. Pasado ese tiempo, yo lo recomiendo.

Como comenzarás con las visitas al veterinario para sus correspondientes vacunas, será quien mejor te oriente y aconseje en la limpieza de las orejas y oídos. Los gatos necesitan de una limpieza de orejas muy frecuentes para que no pillen los ácaros.

Las uñas hay que recortarlas frecuentemente también, hay corta uñas para gatos en las tiendas de animales. No son caras y si muy efectivas.

En principio son los primeros consejos, un gatito en casa es una alegría pero los primeros días es también mucho desconcierto.

Un gatito es como un niño pequeño, a lo primero todo es actividad y juegos, poco a poco irán cogiendo su propia rutina y cuando menos nos demos cuenta estará durmiendo de media 18 horas y apenas notaremos que tenemos gatos.

Ya sabes Toñi, cualquier duda, sabes donde estamos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*