La perra tras el parto

La perra tras el parto

La perra tras el parto cambia su comportamiento. Está tan pendiente y se dedica tanto a los cachorros, que se olvida a veces de cosas tan cotidianas como salir, comer o beber. En esos momentos, tenemos nosotros que estar muy pendientes de ella porque tendremos que acercarle la comida para que coma, tenemos que acercarle el agua para que beba y hasta tendremos que sacarla, medio obligada, a que haga sus necesidades.

No podemos esperar que la perra lo decida por sí misma, está tan centrada en sus pequeños, que todo lo demás no tiene importancia. Está claro que cada perra es un mundo, y habrá comportamientos diferentes, pero en rasgos generales, es como os digo.

A medida que vaya pasando los días, la perra irá despegándose un poco más de los cachorros y comenzará a dejarlos solos mientras duermen, para ella poder hacer otras cosas.

Durante los primeros días, a parte de estar pendientes de que la perra coma, beba y haga sus necesidades, hay que estar pendiente a sus mamas. Hay que controlar que no se les habra heridas y no se les infecten. Para ello hay que tener a la perra en una cama limpia. Como véis en la foto, la cama de Byanca está forrada con una sábana vieja que se le cambia todas las tardes y se lava a diario. Tenemos dos, una puesta y otra lavándose para el día siguiente tenerla limpia y volver a cambiar la sábana. Un ambiente limpio será garantía que las mamas no se infecten.

Entre la sábana y la cama, tenemos empapaderas desechables, las venden en los supermercados y nos serán muy útiles porque los cachorros hacen pis y caquitas constántemente y aunque la madre los limpia, siempre algo manchan. También hay que tener en cuenta que la madre sigue manchando, sigue expulsando resíduos del parto los siguientes días, al menos los 4 a 6 siguientes días. Toda esa suciedad hay que retirarla a diario.

Si en algún momento vemos, que hay alguna mama con grieta, herida, inflamada con color muy rojo, hay que llevar a la perra al veterinario para su tratamiento inmediato.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*