La salmonelosis asociada a los reptiles

Los reptiles, introducción

 

Asociamos la salmonella con los huevos cuando es a través de los reptiles la manera o medio por el cual mas personas de contagian.  Es una salmonelosis asociada a los reptiles

Y cuando hablo de reptiles, los incluyo a todos, incluso esa tortuguita tan preciosa y pequeñita que tienes en casa.

La salmonelosis asociada a los reptiles es una bacteria. Una infección por la bacteria Salmonella.  Se puede contagiar cualquier persona, ya sea adulto o niño, siendo los niños los mas vulnerables.

Esta enfermedad se transmite tanto por contacto directo como indirecto de la material fecal de los reptiles aunque también pueden estar presente las bacterias de la salmonella en la piel de estos animales, y lo que significa ello, estará las bacterias por cualquier zona por donde el animal esté.

Todos los reptiles son portadores de esta bacteria así que si tenéis reptiles en casa ( incluido tortugas ) solo hay que tener en cuenta una serie de consejos para evitar el contagiarte de esta bacteria. Y está mas que demostrado que todos los reptiles tienen esta enfermedad porque la bacteria forma parte de la flora intestinal de los reptiles.

Los síntomas de la enfermedad son vómitos, diarreas, fiebre y dolor abdominal. Si el cuadro persiste en intensidad o en mas de 2 días, hay que acudir a urgencia.

La higiene es importantísimo, cosa que siempre decimos, sea cual sea el animal que toques. Siempre hay que lavarse las manos tras manipular un animal, pero en el caso de los reptiles hay que lavarse muy bien las manos tras el contacto con el animal o cualquier parte de su terrárium.

Los niños debes de estar fuera del alcance de los reptiles y de sus terrárium. Los niños hasta los 5 años tienen un sistema inmunológico incompleto y son blanco perfecto para el contagio. Así que ni ellos deben de andar cerca de los reptiles, ni los reptiles deben de andar sueltos ni cerca de las zonas de los niños.

Los reptiles no deben de estar en la cocina, ni siquiera en su terrárium bien cerrado, alejados de la cocina que es donde se manipulan los alimentos para la familia.

Los comederos, bebederos y terrárium de los reptiles no se deben de lavar ni en el lavavajillas ni en el fregadero de la cocina. Se debe de lavar en un lugar específico para ello y tras su uso, es decir, tras fregar en ese lavabo o bañera los utensilios de nuestros reptiles, hay que desinfectar bien toda la zona donde hemos limpiado los utensilios de los reptiles.

La basura de cuando limpiamos el terrárium por dentro hay que tirarla lo antes posible o dejar fuera del alcance de los niños.

Una higiene máxima es la única opción de tener cualquiera de los reptiles en casa y estar libre de caer enfermo con la salmonella asociada a los reptiles.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*