La vejez del gato, cuándo comienza

La pastilla de la desparasitación en los gatos

Ya hemos hablado sobre la vejez de los gatos pero nunca está de mas volver hacerlo porque cada vez que se habla del tema podemos sacar conclusiones mas claras.

Un gato tiene una media de vida de entre 10 y 15 años pero eso significa bien poco puesto que hay gatos que se nos pueden ir mucho antes pero también hay gatos que por su buena calidad de vida y su buena salud, superan con creces esos 15 años. La alimentación, la salud, la calidad de vida y la raza del gato son factores importante a la hora de vivir mas o menos tiempo.

Un gato que sale a menudo al exterior está expuesto a tener una vida mas corta, ya no solo porque puede ser atropellado por un coche sino porque puede contraer enfermedades que de no salir al exterior, no contraería.

Un gato está desarrollado totalmente y con capacidad de reproducirse a partir de los 6 meses de vida. Un gato es considerado adulto a partir de los 18 meses de vida y un gato es considerado mayor o viejo a partir de los 10 años de vida.

A partir de los 10 años nuestro gato tendrá menos actividad física y alargará mucho mas las horas de sueño y descanso.

A partir de esta edad los gatos viejos suelen tener problemas para comer el pienso seco por lo que si no queremos recurrir a la comida húmeda, una buena alternativa es humedecer el pienso. Es como volver a la niñez y cuando eran unos pequeños gatitos le poníamos el pienso humedecido, pues cuando comienzan con la vejez igual.

Observaremos que ya el gato no se sube por donde antes si lo hacía, eso es debido a que comienzan a tener problemas, limitaciones y dolores con las patas traseras.  Si comprobamos que comienza hacer su necesidades fuera del arenero pero justo al lado, nos está indicando que le duele el entrar en el arenero, por lo tanto habrá que cambiar el arenero por uno de paredes mucho mas baja.

La calidad de la arena también debemos de controlarla, hay que poner arena suave y que no sea gruesa.

Dejará de acicalarse con tanto esmero como lo hacía antes.

Cuando en casa tenemos gatos muy mayores, no es recomendable meter un gato pequeño porque lo alterará puesto que lo que quiere nuestro gato mayor es tranquilidad y paz y un gatito pequeños con sus juegos no lo dejará.

Por regla general comenzará a tener enfermedades que hay que controlar así que a partir de los 8-9 años se debe de hacer un chequeo general en el veterinario para pillar a tiempo esas posibles enfermedades tales como diabetes, tumores, obesidad, problemas renales etc.

Buena alimentación, mimos, atención veterinaria son las pautas a seguir para tener un gato en plena vejez con una buena calidad de vida.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*