Las 6 semanas de vida

Las 6 semanas de vida

Los gatitos de Abby llegan a las seis semanas de vida, un momento muy importante porque un gato a las 6 semanas debe de haber iniciado su proceso de sociabilización. Hoy por hoy puedo decir que con estos tres lo hemos conseguido casi por completo.

¿Por qué estamos seguros de que están en buen proceso de sociabilización? Pues por muchos motivos que os voy a ir indicando.

Los gatitos juegan constantemente entre ellos y juegan constantemente con todo lo que pillan, ya sea el filo de una cortina, de una manta del sofá, con cualquier juguete, con un zapato incluso con nosotros. Un gato juguetón es un gato feliz y eso significa que está bien sociabilizado, sobre todo si juega con otros y con nosotros.

Los gatitos, como pequeños que son, pasan de la total actividad al sueño en cuestión de minutos. Un gato que no está totalmente sociabilizado, dormirá en la protección de la madre o dormirá bien escondido, nunca a la vista de todos.

Los cachorros de Abby duermen de todas las maneras, nos los podemos encontrar dormidos, enroscados con su propia madre, nos los podemos encontrar dormidos unos con otros y nos los podemos encontrar dormidos cada uno en un lugar, pero ninguno se esconden.

Los tres duermen sin problemas a la vista de todos, incluso los hay que se meten en la cama de Byancan y duermen perfectamente con la perra.

Juegan, duermen, y lo mas importante, se dejan manipular. Los cogemos y lo mantenemos en nuestras manos y en nuestro regazo y no hacen por irse, no se asustan ni se muestran ariscos o a la defensiva.

También es el momento de enseñarles que nuestras manos no son un juguete, por lo tanto, ni se les puede dejar que nos muerdan ni que nos arañen.

Se comienzan a cepillar, a cortar uñas y limpiar orejas, muy importante empezar para que se acostumbre pronto a estos momentos de higiene que serán para toda la vida.

A las 6 semanas es muy importante que el contacto de los gatitos con las personas sea completo , un gato que a las 6 semanas no está familiarizado con los humanos, lo van a tener mucho mas difícil adaptarse a ellos pero con paciencia y constancia se consigue.

Ya va quedando menos para la partida de estos pequeñajos y por ahora lo que hacemos es disfrutar muchísimo de ellos y con ellos. Para nosotros es una gozada divertirnos, jugar y pasar el tiempo con ellos pero a su vez, les estamos dando un periodo de sociabilización que puede que los próximos dueños que tengan ni lo vean, ni lo valoren pero a nosotros nos quedará la satisfacción que esos gatos cuando partan, serán gatos completos y sociabilizado. No temerán a las personas, ni a otras mascotas, ni a los ruidos ni a mucho olores.

Serán gatos felices, juguetones y plenamente desarrollados.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*