Las barbacoas y nuestras mascotas

Las correas de los perros

Es tiempo de verano, es tiempo de barbacoas y es tiempo de que comentamos muchas imprudencias con nuestras mascotas, ya sean perros o gatos.

Está claro que ellos, llamados por el olor, nos pidan de todo pero ojo, mucho cojo con lo que le damos a nuestros animales cuando de una barbacoa se trata.

Lo más común en una barbacoa son chuletas y costillas. Ricas carnes que nos comeremos y quedará una gran ristra de huesos que inconscientemente le damos a nuestro perro pensando que se lo pasará bien. Y no te lo discuto, no solo se lo pasan pipa sino que les encanta pero hay que ser cautos y precavidos. De no pasarles nada tras unos huesos, pueden acabar ahogados porque se atraganten con un hueso, pueden hacerse daño en la boca al partir los huesos o pueden terminar con el tacto digestivo perforado por culpa de un hueso, el último caso que conozco le costó la gracia a un amigo, 600 euros en operación del perro.

Las alitas de pollo son aún más peligrosas, ya sean alitas de pollo o cualquier otro hueso del pollo. Los huesos del pollo tienen astillas que pueden dañar a nuestro perro.

Salchichas, salchichas ricas y en perritos calientes, una verdadera gozada pero al igual que a nosotros, los perros engordan con facilidad pero eso sinceramente, es lo de menos. Las salchichas tienen un alto contenido en conservantes, colorantes y sal que le provocará a nuestras mascotas diarreas y problemas digestivos.

Las mazorcas de maíz, que no son tan típicas en las barbacoas de mi zona pero si en la de otros lugares, son muy indigestas para los perros y gatos.

Las cebollas suelen estar esperando a las hamburguesas, allí colocaditas en la mesa y puede, en un descuido, ser un aperitivo para nuestro perro o gato. Cuidado, las cebollas, ajos, chalotes, cebolletas etc. son altamente peligroso para nuestros animales, en grandes cantidades, y le ataca a las células rojas de la sangre.

El guacamole en casa se usa mucho, tanto que siempre estamos pendiente que no se lo zampen ninguno de los animales que siempre nos están merodeando. El aguacate en sí tiene persín que es un compuesto tóxico para un gran número de animales, pájaros, caballos, conejos, perros , gatos… Y si agregamos que el guacamole lleva aguacate, cebolla y ajo entre otros ingredientes, los problemas digestivos están asegurados.

Las patatas, chips y demás aperitivos envasados, no solo son malos para nosotros, son muy malos para nuestros animales porque se les sube el sodio y les provoca diarreas, depresión, vómitos, temblores, fiebre, convulsiones etc.

Las uvas ya hemos dicho que son altamente peligrosas así que muy lejos de los animales.

El chocolate es algo con lo que solemos culminar la comida, ya sea en pastel, tarta, helado etc.

El consumo de chocolate en los perros, entre otras cosas, puede hacer que desarrollen una insuficiencia hepática e incluso ser mortal.

Y por último, no un alimento pero si una bebida, las bebidas con alcohol son muy peligrosas para los animales, desde una simple cerveza. Vigila donde pone el vaso que estos son muy listos.

Barbacoa si, compartirla con nuestros animales, no.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*