Las enfermedades de las iguanas

Las enfermedades de las iguanas

Cuando una iguana enferma hay que llevarla a un veterinario especializado en animales exóticos o en reptiles.

Las enfermedades mas comunes de las iguanas son las que os enumero a continuación.

La descalcificación es una de las enfermedades mas comunes de las iguanas verdes que viven en cautividad. Su causa mas común es una alimentación incorrecta y desequilibrada. La descalcificación proviene de la ausencia de calcio, de vitamina D3 y de minerales. Nos daremos cuenta de esta dolencia en nuestra iguana cuando le veamos la mandíbula o cualquier otro miembro hinchado o la veamos que deja de comer o tiene dificultad para alimentarse. Antes de aventurarse a dar calcio líquido a nuestra iguana, se recomienda la visita al veterinario para que evalúe el nivel de descalcificación y nos indique el tratamiento correcto a seguir.

Otra dolencia es la paralización de las patas traseras y / o cola. Esto es debido a falta o deficiencia de la vitamina B1.  De igual manera que en el caso anterior, hay que acudir al veterinario para que nos indique el tratamiento que consistirá en inyecciones de vitaminas y minerales y un ajuste de la dieta.

Cuando nuestra iguana tiene abrasiones en la nariz y / o en la cara es debido a que la iguana intenta escapar de su terrárium y eso le provoca heridas en su cara. Es un problema de difícil solución, solo podemos estar pendiente a las heridas que se cause porque una mala cicatrización dará lugar a infecciones bacterianas.

La infección bacteriana es el resultado de una exposición prolongada a una humedad alta o a un ambiente sucio y poco higiénico dentro del terrárium. El terrárium debe de mantener unos grados de humedad muy controlados y sobre todo tener un ambiente limpio e higiénico.

Si nuestra iguana presenta quemaduras es porque dentro del terrárium se encuentra una fuente de calor intensa. Hay que evitar piedras calientes o bombillas que estén al alcance de la iguana. Las quemaduras las reconoceremos por zonas de color negro o rojizo.

Los dedos rotos son otra dolencia muy habitual. Las iguanas son asustadizas y al intentar huir se pueden enganchar con el enrejado del terrárium y causarse roturas o desgarros en las uñas.

Cambio de color. Cuando una iguana se nos pone marrones o negrizcas es debido a unas altas temperaturas dentro del terrárium.

Estreñimiento. Se presenta ante la inflamación del abdomen, respiración dificultosa e intentos de vomitar comida. Ante tal manifestación, acudir de inmediato al veterinario para tratamiento y en casos extremos, cirugía. El estreñimiento tiene como síntoma principal una alimentación desequilibrada.

Por el lado contrario tenemos la diarrea, también como origen en una alimentación desequilibrada.

La gota es el resultado de una alimentación rica en piensos para perros y / o gatos. Visita al veterinario para controlar los índices de ácido úrico.

Parásitos cutáneos, lo que solemos conocer como ácaros. Son pequeños puntos rojos o negros que se mueven por la parte del lomo, cloaca o axilas.  El veterinario es el que mejor puede indicar cual es el mejor líquido para desinfectar reptiles con ácaros.

Lombrices intestinales , son parásitos internos que solo un tratamiento prescrito por el veterinario podemos suministrar para atajar el problema.

¿Conoces alguna otra enfermedad de las iguanas¿, ¿nos la cuentas?

Imagen vista aqui

4 comentarios sobre:
“Las enfermedades de las iguanas”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*