Las enfermedades más comunes del diamante mandarín

Diamante mandarín

El diamante mandarín es esa pequeña ave a las que también se las conoce como diamante cebra de Timor o pinzón cebra.

Una pequeña ave originaria de Australia pero que hoy en día se comienza a ver mucho en los hogares Españoles.

Hoy nos vamos a centrar en las enfermedades más habituales. La inflamación intestinal es una enfermedad que se origina debido a una mala higiene de la jaula o una mala alimentación. Es característica por las diarreas, comportamiento apático, adelgazamiento y somnolencia.

Una mala alimentación bien por dar comida no adecuada o comida en mal estado, o una mala higiene en la jaula es el origen de esta enfermedad.

En el otro extremo tenemos al estreñimiento, que es otra de las enfermedades más comunes del diamante mandarín. Se nota porque tiene el vientre inflamado, cloaca irritada y vemos que tiene dificultades para expulsar los excrementos.

El origen nuevamente se encuentra en la alimentación, una alimentación que no ha sido rica en fibras.

Otra enfermedad de lo más común en el diamante mandarín es la cloacitis, una dolencia muy común en estas aves que no es más que la inflamación de la cloaca. Afecta más a las hembras que a los machos debido a que la puesta de huevos es una de las causas de esta enfermedad que vuelve a tener su origen en la falta de higiene y la mala alimentación.

Los parásitos internos, o los llamados gusanos intestinales es otra de las enfermedades que la reconoceremos por los puntos o rayas blancas de las heces.

En cuanto a las plumas tenemos por un lado la acariosis del plumaje y por otro lado la muda anormal.

La acariosis es debida a parásitos externos y la reconoceremos porque el ave se rasca constantemente.

La muda anormal es debido a la falta de higiene y a una alimentación muy pobre. La reconoceremos de manera muy rápida porque es la caída de plumas primarias y secundarias fuera del periodo de muda que es en verano.

Y por último podemos mencionar el crecimiento anormal del pico y que es debido a que el diamante mandarín no ha tenido nada para limarse el pico como por ejemplo huesos de jibia.

Y tú, ¿recuerdas alguna otra enfermedad?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*