Las fases del celo de una gata

Las fases del celo de una gata

Como os indiqué en la anterior entrada, hoy vamos hablar de las fases del celo de una gata para que podamos tener presente que ocurre en cada momento.

La primera fase es la fase proestro y dura entre 1 a 2 días. En esta primera fase no hay muchos signos externos. Nos daremos cuenta que nuestra gata está en esta fase del celo porque comienza a estar mas afectuosa, se refregará mas contra nosotros o contra esquinas de puertas y / o muebles. Comienza a mostrarse menos hostil ante los gatos machos.

En la fase del estro, que es la segunda fase, comenzará a maullar, comenzará a mantener la cola ladeada y estará receptiva para que el macho la monte. Esta es la fase mas dura, dura 6 días mas o menos y donde la gata estará día y noche maullando y orinando con olor muy fuerte para atraer al macho. SI desagradable es el tener que escuchar a la gata constantemente maullando, el olor a orina es aun peor porque en esta fase, la gata orinará por donde le de la gana, no es que no quiera usar su caja de arena sino que necesita marcar terreno para atraer al macho. Si el olor de la orina es un olor que hace llamar al gato macho, para nosotros es un olor fuerte, muy fuerte, como si de amoniaco de tratara.

La tercera fase es la fase del diestro y es la fase que puede aparecer o no porque es la fase de la gestación en sí y se producirá siempre que haya habido monta por parte de un macho y embarazo.

La cuarta fase es el interestro, y es una fase que va entre los diversos estros en caso de no haber habido cópula. Me explico.

Las gatas son poliéstrica estacional. Eso significa que una gata presenta varios celos en la estación del año donde los días tengan mas de 12 horas. Una gata que no es montada, tendrá un celo tras de otro celo en esa época de año con unos 8 días entre celo y celo.

Si la gata es montada, tras el parto, si los días siguen teniendo mas de 12 horas, volverá a iniciar el ciclo del celo, por lo que una gata puede tener dos camadas en la misma estación del año, algo que a las perras nunca les sucede porque tienes un celo cada 6 meses.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*