Las mascotas y la navidad

Gato dentro o gato fuera

Con las navidades a la vuelta de la esquina hay que tomar una serie de precauciones con nuestras mascotas.

Lo primero que tenemos que tener cuidado es con la comida. Es habitual que en muchas casa pongamos platos con dulces y golosinas en un plato para que todos vayamos picoteando. Que pasa? Que nuestros gatos o perros tienen barra libre a su disposición.  Hay que tener mucho cuidado con lo que dejamos a su disposición porque para ellos es pura golosina pero en el fondo les puede hacer mucho daño.

En nuestra casa era habitual tener esta mesita con golosinas varias hasta que llegaron los primeros gatos. Desde entonces, sacamos y guardamos la bandeja de dulces y siempre estamos pendiente que ninguno de los animales tengan acceso a ella.

Las decoraciones son otra cosa a tener en cuenta. Solemos decorar nuestras casas con decoraciones navideñas. Hay que decorar, no os voy a decir que no lo hagamos pero hay que decorar con cabeza. Siempre poner las decoraciones lo mas alta posible para que ellos no lleguen como tipo muérdago o flor de pascua, que terminarán comiéndose y les puede provocar hasta vómitos.

El árbol de navidad es algo que es imposible renunciar a él, y mas si hay niños pequeños en casa. Nosotros lo que hacemos es que cada bola que ponemos , la punta del árbol que suele ser de alambre, la doblamos para arriba y de esa manera la bola se queda como atrapada y por mucho que un gato o un perro le de con la pata, difícilmente saltará la bola al suelo, aunque os aseguro que algunas conseguirán que se suelte. Para ellos es mejor que las bolas sean lisas, que no sean de esas de purpurina o de las envueltas en hilo porque comenzarán a morderlas. Intentar también que los adornos no sean pequeños sino grandes para que no puedan tragárselos.

Los árboles se intentarán poner sin luces, os aseguro que desistiréis de ponerlas cuando año tras año comprobéis que las muerden, se funden, y terminan haciendo cortocircuito como mínimo jajaja. Si queréis poner luces si o si, lo suyo es poner las luces en primer lugar en el árbol, totalmente enrollada en el tronco de manera que las luces queden lo mas interior del árbol posible y en consiguiente, fuera del alcance de ellos.

El belén es otro elemento decorativo a tener en cuenta, si tenéis gatos os aseguro que las figuras estarán mas tiempo regadas por la casa que en su lugar.

Por estas fechas son habituales los fuegos artificiales y los petardos, cosas que no les gusta nada a nuestras mascotas. Sólo os recomiendo que aumentéis la precaución de tener puertas y ventanas cerradas para que en un ruido , y asustado, salgan corriendo y se nos escapen y pierdan.

Las navidades con las mascotas son muy divertidas viendo como intentan desmontar el árbol pero tener en cuenta mis consejos que son muchos años con mascotas y alguna siempre da el susto.

A todos los peludos de cuatro patas, feliz navidad y a sus dueños también.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*