Las uñas de los conejos

Como cortar las uñas a un conejo

Los conejos tienen uñas y por lo tanto, hay que cortar las uñas de manera regular. Las uñas de las dos patas delanteras crecen a más velocidad que las uñas de las dos patas traseras, por lo tanto, cortaremos las patas traseras una vez si y otra vez no cada vez que cortemos las uñas delanteras. No hará falta que se corten más.

Las uñas las cortaremos cada vez que estén largas, es así de sencillo. Conejos con patio o jardín donde estén en semi libertad necesitará menos corte de uñas que un conejo totalmente casero. Esto es debido a que cuando el conejo está en semi libertad, las uñas se les desgasta por el tipo de suelo.

Para cortar las uñas a tu conejo solo necesitas a una o dos personas más, unas tijeras especiales que bien te podrán servir perfectamente las tijeras de cortar las uñas a los gatos y luz, a más luz, mejor verás las partes de la uña del conejo.

Las uñas de los conejos, como las uñas de la gran mayoría de los animales tienen una parte blanda, blanca como transparente que es la parte de más exterior y la que hay que cortar y una parte más oscura, con una vena interior, que es la parte de más adentro y que no hay que cortar.

Si alguna vez nos pasamos, sangrará la uña y hay que taponar la hemorragia. No suele durar mucho tiempo y de momento se corta si presionamos bien.

Es preferible quedarnos corto y no llegar a esa vena que pasarnos y hacer daño al conejo. El corte siempre debe de ser inclinado.

El conejo no se dejará, nunca se deja, por lo tanto hay que coger el conejo entre dos o tres personas.

La luz es para que veamos bien todo el proceso y veamos bien la punta de la uña que hay que cortar.

En todo momento debemos de estar tranquilos, a más nerviosos nosotros, más nervioso pondremos al conejo.

En todo momento le estaremos hablando al conejo y acariciando. Nosotros no tendremos manos para acariciarlo así que le toca acariciar y tranquilizar a uno de tus ayudantes.

El truco de liar al conejo en una toalla te será muy cómodo porque le tendremos controlada las patas traseras.

Es un trabajo que requiere maña, experiencia y paciencia porque por regla general el conejo nunca se dejará pero poco a poco lo iremos haciendo cada vez mejor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*