Las vitaminas en una perra lactante

El sol también es bueno

Como os he contado en entradas anteriores, a los días de parir Byanca, la llevamos al veterinario para su primera revisión, tras el parto. Ya os adelanté que cambiamos el pienso, por un pienso mucho más completo. Byanca se había quedado muy delgada, había tenido 7 cachorros muy grandes y tiraban mucho de ella.

El veterinario, a parte de recomendarnos el cambio de pienso, nos dijo que algo más importante era, unas pastilla de vitaminas.

Nos recetó unas vitamientas que son fortificante natural y que servían tanto para perras como para gatas, las mejores para la época de lactancia, porque así la perra no se debilitaba en exceso.

Un tratamiento de 20 pastillas, una al día, que a Byanca se la damos, metida en un poco de paté y ni se entera que se ha tragado una pastilla.

Por ahora les está sentando bien. Lleva ya varios días tomándola, y no solo los cachorros están estupendos, sino que a ella se le ve bien y activa.

Para saber si un cachorro está bien alimentado, solo hay que observarlo. Un cachorro que pasa casi todo el día dormido, y solo se despierta para comer, y entre comida y sueño, ni llora, ni protesta, es un cachorro que está siendo bien alimentado por su madre.

Para tener a un cachorro bien alimentado, a la que tenemos que tener bien es a la propia madre, así que si podemos ayudarla con unas vitaminas, pues mucho mejor.

No voy hablar de ninguna marca en concreto, yo creo que la que recomiende el veterinario, es la que debemos de dar. Ellos, como profesionales que son, son los mejores que nos pueden orientar y ayudar para elegir el mejor producto.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*