Leishmaniosis, época de vacuna para Nala y Bianca

La castración en los perros

Como estamos ahora mismo con las vacunas anuales de la Leishmaniosis para Nala y Bianca,  creo que es bueno recordar cositas para que nos quede claro que es y como podemos proteger a nuestros perros.

La primera vez que lo vacunes, son tres dosis que se administran en tramos de 30 días y siempre se vacunan al mes de haber puesto la vacuna del gusano del corazón.

Al año de la tercera dosis, hay que revacunar, pero ya solo es una vez.

Las vacunas no inmunizan a nuestro perro de la enfermedad pero si reduce mucho el riesgo de desarrollar la enfermedad tras ser el perro picado por el mosquito ( que en verdad no es un mosquito sino un flebótomos)

Junto con la vacuna, para tener a nuestro perro totalmente protegido, siempre es bueno repelentes externos tipo pipetas, collares etc.

La Leishmaniosis se contagia solo a través de la picadura del flebótomos, así que eso que un perro enfermo hay que tenerlo en cuarentena y aislado para que no contagie es falso porque no va a contagiar a nadie. Todos los perros enferman tras ser infectados con la picadora del flebótomos.

Hay muchas personas que piensan que los perros pequeños así como los perros de pelo duro y los perros que viven dentro de casa no enferman nunca de esta enfermedad. Es un error pensar eso porque el flebótomos llegará a donde le dé la gana y pica tanto a perros grandes como pequeños como callejeros como caseros como a todo el que se le cruce por su camino.

No todos los perros que han sido contagiados de Leishmaniosis manifiestan la enfermedad de inmediato, puedes pasar meses incubando el virus antes de que dé la cara.

Actualmente, pese a ser una enfermedad que no tiene ni tratamiento ni cura, hay tratamientos con los que el perro puede llevar una vida normal. Siempre hay que evitar el riesgo así que recomiendo vacuna y repelentes de mosquitos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*