Lily y Bianca

Lily y Bianca

Cuando hay un cachorro en casa, ya sea de gato o de perro, la diversión está asegurada porque durante esos meses que le dura su etapa de cachorros, están como locos y nos divertimos mucho.

Lily es tremenda, muy loca y siempre anda jugando. Intenta jugar con todos, pero con quien más juega es o con su madre, o con Luna ( el Beagle ) que por edad, es la más pequeña de las perras.

Se llevan mucho tiempo corriendo de un lado para otro. A veces nos da la sensación de que juegan a pilla pilla porque sale corriendo una detrás de la otra y cuando la alcanza, la toca con el hocico y comienzan a correr al revés. A ver si algún día tengo suerte y puedo grabar un vídeo para mostrarlo.

Pero si jugar, juega con Luna, a la hora de descansar, o busca a su madre, o se recuesta con Bianca, como veis en la foto. A Bianca no le importa, al revés, le encanta que la pequeña Lily se vaya a su cama a dormir o a descansar.

Ya Bianca tuvo comportamiento similares con otros gatos de la casa, como por ejemplo con Bagheera. ¿Os acordáis?

Una vez más desmontamos el mito de como perros y gatos para dar a entender que siempre se llevan mal. Si aprenden a convivir juntos, momentos de diversión, de amor y de ternura están garantizados.

Una imagen que vale mil palabras, lo dicho, Bianca un amor de perra y la pequeña y loca Lily siempre termina metiéndose en la cama con Bianca.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*