Los áfidos, como cuidar las orejas de nuestros perros

Los áfidos

Los áfidos son parásitos externos que se acumulan en las orejas de los perros. Solo un veterinario con un microscopio nos puede verificar que nuestro perro tiene áfidos. Nosotros solo lo podemos intuir o sospechar pero nada mas.

Hay que llevar a nuestro perro al veterinario cuando veamos que en sus orejas se ha formado una costra marrón con escamas. Cuando veamos a nuestro perro que se rasca enérgicamente las orejas o sacudir la cabeza con fuerza.

Los áfidos son insectos parasitarios que se alimentan de la piel , cera de la oreja y sangre de nuestro animal.

Lo que causan estos áfidos es una inflamación en las glándulas de los oídos que le es muy incómoda para nuestro perro.

Nosotros no podemos hacer mucho mas que estar pendiente a las orejas de nuestro perro. Si vemos que se le está poniendo una costra oscura llena de escamas, zona de la oreja muy roja o irritada son motivos de alarma. Una abundante producción de cera o manchas negras son también motivos para acudir al veterinario lo antes que podamos.

En el veterinario no vamos a tardar mucho mas que el tiempo que tarde el veterinario de recoger una muestra de la oreja de nuestro perro y analizarla en el microscopio.

El veterinario, dependiendo de lo avanzado que estén los áfidos, nos recetará uno u otro tratamiento, desde mas leve a mas fuerte.

Una vez completado el tratamiento y verificado que ya no hay mas áfidos, pasará el veterinario a tratamiento de prevención.

Si en casa hay mas animales, ya sean perros o no, hay que tenerlos separados porque los áfidos son muy contagiosos entre ellos.

Para quienes tenemos perros y nunca hemos sufrido un ataque de áfidos, siempre está bien el prevenir de manera natural. Para ello, dos veces por semana pondremos en las orejas de nuestro perro, por dentro, una capa de aceite mineral. Lo mantendremos ahí unos 10 minutos y luego retiraremos con un algodón o gasa.

De esta manera siempre mantendrán sus orejas protegidas contra el ataque de los áfidos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*