Los gatos que nos quitan la comida

Los gatos que nos quitan la comida

Que los gatos roban toda la comida que pueden es una afirmación que no es cierta al 100%. Un gato se acostumbrará a ese mal hábito si no lo hemos educado correctamente y es que es así, una buena educación es la clave para todo. Y creerme que sé de lo que hablo porque en casa tenemos al más claro ejemplo de una gata con la que tenemos que tener muchísimo cuidado si no nos queremos quedar sin comida.

Y la educación es lo primordial y a estas alturas, poco podemos hacer ya con esta gata que con casi 11 años, ha sido siempre un poco malcriada, primero por mi cuñada Merci y luego por Irene.

Os hablo de Pukka y si, es un verdadero peligro andante. No se puede dejar nada a su alcance, ni nada sobre la encimera o cocina o mesa. Ella en un abrir y cerrar de ojos, es capaz de llevarse un buen bocado.

Y luego, lo más gracioso es que la gran mayoría de las veces ni se lo termina comiendo ella, se lo quita Byanca o cualquiera de los otros gatos.

Las otras gatas no son tan peligrosas como Pukka pero si es cierto que para no caer en el mismo erros, las hemos educando o las estamos educando desde pequeñas, como debe de ser.

El decir NO es lo primordial, así como veamos al gato acercarse a nosotros o a la mesa cuando estamos comiendo, cuando el gato hace el intento de subirse a la mesa o a la encimera de la cocina. Un NO a tiempo siempre viene muy bien, con tiempo sabrán que eso no se hace.

También surte mucho efecto, mucho más que el NO, el tener un pulverizados de agua a mano y sin que el gato nos vea, lanzar agua. No les gusta y relacionaran que agua con el subir a la encimera, mesa etc.

Para mi opinión, los gatos roban comida porque la han probado antes, así que es lo primero que debemos de tener claro, nunca dar al gato comida de nuestro plato, será el primer paso a la perdición.

A los gatos les gusta su comida, una vez que demos con el pienso que le cuadre bien en sus gusto, el gato no necesita mucho más. Poner poca cantidad de pienso varias veces, así el pienso siempre estará recién puesto y no se habrá venteado. Los gatos son un poco delicadillos y no les gusta que su pienso se lleve mucho tiempo en el comedero.

A más mayor tu gato, más trabajo te costará el corregir el comportamiento, mientras lo haces, no dejes nada a su alcance, no le des comida de tu plato, las cosas de la cocina todas bien tapadas y sobre todo, comienza a decir NO y a usar el pulverizador. Hay gatos que se reeducan en menos tiempo y otros necesitan algo de más tiempo. Ahhh, y luego está Pukka, que ya no hay quien la haga cambiar de hábitos, por lo que optamos siempre a tener la cocina vetada para ella, así como cuando hay comida en la mesa, siempre se queda alguien vigilando que no llegue ella hasta la comida y nos deje sin ella.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*