Los gatos que vomitan

El celo en los gatos

Los gatos vomitan, eso ya lo hemos hablado varias veces y casi siempre suele ser por problemas de bolas de pelos en su estómago.

Si los vómitos de un gato son ocasionales, no hay que darle mayor importancia, solo hay que averiguar el porqué el gato vomita. Si los vómitos del gato se hacen cada vez mas frecuentes, hay que acudir al veterinario.

Los gatos vomitan, eso hay que tenerlo claro pero , ¿Por qué lo hacen? Por varios motivos.

Un gato suele vomitar, y así es en la gran mayoría de las veces por bolas de pelos en su estómago. Los gatos están constantemente acicalándose y por lo tanto, tragan pelos y se forman bolas. Para evitarlo, primero es cepillar al gato a diario y en época de muda, dos veces si es de pelo largo. De esta manera eliminaremos los pelos muertos y así no se los tragarán cuando se acicalen. También les podemos ayudar bastante si le damos un poco de malta.

Un gato también puede vomitar porque esté comiendo alguna planta que tengas cerca y que no le siente bien. Localízala y evita que el gato se acerque a ella.

Si el gato vomita justo tras comer puede ser por dos cosas, o bien la comida no le sienta bien y tienes que cambiar de marca o bien come el gato tan deprisa que se indigesta y vomita.

Si no localizamos el porqué vomita, hay que llevar al gato al veterinario para que nos indique si los vómitos es por una gastritis, por una infección o por cualquier otra dolencia.

En casa tenemos vómitos muy puntuales por parte de los gatos menos de Pukka. Pukka está constantemente vomitando. Se le ha hecho pruebas de todo tipo y no, no tiene nada, simplemente es su manera de comer, come con tanta ansia que termina sentándole mal la comida y vomita. Así de simple. No hay nada que hacer, hemos probado con multitud de comidas, de marcas, de tamaño de pienso. Hemos probado con comida seca, comida húmeda, comida casera. Pukka siempre termina vomitando, unas veces mas, otras menos, dependiendo siempre de lo rápido que haya comido ese día. Al principio era muy frustrante porque no sabíamos que tenía, ahora al menos estamos tranquilos que no le pasa nada malo, que tiene “esa dificultad de fábrica” jejeje y no hay mucho mas que hacer.

Comida adecuada, malta de vez en cuando, cepillado regular, plantas alejadas que puedan hacerles daños y tu gato vomitará en raras ocasiones excepto excepciones como mi Pukka.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*