Los insectos palo, la mascota del colegio

Los insectos palo, las mascotas del cole

Nos encanta el colegio de nuestro hijo pequeño y la verdad es que cada día nos sorprenden con algo nuevo.

Hoy venía Carlos con un pequeño terrarium de plástico que a simple vista no se veía nada en si interior, solo algunas ramas y hojas con un poco de tierra. María al verlo dijo del tirón, insectos palos ¡qué chulos!

Y parece ser que estos tres insectos palos llevan ya varios cursos en el cole donde durante la semana lo cuidan los alumnos de la clase donde ese curso haya tocado así como cada fin de semana se lo lleva un niño a su casa para sus cuidados y atención.

Este fin de semana los tenemos de visitantes en casa y lo vamos a cuidar estupendamente.

Los insectos palos pertenecen taxonómicamente a los fásmidos, donde hay mas de 2000 especies.

Los insectos palos son muy fáciles de cuidad. Tienen una alimentación vegetariana, solo hay que darles de comer hojas frescas pero siempre evitaremos las hojas que crecen en los bordes de las carreteras, aceras así como la de jardines que sepamos o intuyamos que se usa insecticidas.

Para tener insectos palos en casa, o en clase como los tienen estos alumnos de 2º de Primaria, se necesita un terrario, ya sea de cristal, madera o plástico.

Necesitamos que tenga una altura de 40 cm y una capacidad mas o menos de 30 litros. En la base siempre una capa de tierra de maceta y la parte de arriba que sea de rejilla o malla para que los insectos se puedan colgar.

Su temperatura más optima debe de estar entre los 21 y 27 grados y por la noche entre los 17 y los 21 grados. La humedad les facilita la muda.

Hay que tener en el terrarium un recipiente con agua donde meteremos los tallos de las hojas. Cambiaremos cuando estén muy comidos y se estén deteriorando. En verano ocurre más rápido que en invierno.

El suelo del terrarium se limpia una vez a la semana, con ello es suficiente.

Hay que pulverizar el interior 1 vez al día para que su muda sea correcta. Se pulveriza el interior pero evitaremos darle a los insectos palos.

Si tenemos que manipular un insecto palo por cualquier motivo, siempre coger con el tronco, nunca por las extremidades porque como estrategia de defensa, se les desprenderá.

Sobre los ejemplares que veis en el terrarium, son Ramulus Artemis. Solo existen hembras en cautividad pero no necesitan de macho para reproducirse.

Las hembras ponen huevos que eclosionarán sin ser fecundados. Los huevos son pequeños, planos y similares a una semilla. Los huevos que queramos que lleguen a buen fin deberán de colocarse en papel húmedo pero no mojado. No hay que guardar muchos huevos porque sino crearemos una colonia de insectos palos demasiado numerosa. Los huevos eclosionan tras 2 meses.

Como veis, una mascota muy fácil de cuidar y que no requiere muchas atenciones.

Este insecto palo en concreto se come muy bien las hojas de rosales, pero hay que controlar que no hayan sido los rosales tratados con insecticidas.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*