Los peligros del hogar para los gatitos

Los peligros del hogar para los gatitos

Hoy ya he visto con mis propios ojos como uno de los gatitos de Abby casi se sale de la paridera. La barrera cada vez es menor para ellos y tarde o temprano se terminarán saliendo.

Una vez que esto ocurra, estamos perdidos. Una vez que averigüen que tras ese pequeño muro hay un mundo grande , extenso y lleno de cosas por explorar, no pararán quietos ni un solo segundo.

Ahora , antes de que los gatitos comiencen a andar por todos los lugares de la casa, es el momento de delimitar zonas, y sobre todo de quitar todos aquellos posibles peligros para ellos

Ellos ahora solo piensan en jugar y en explorar. Todo lo que se encuentren en su camino lo harán suyo así que toca evitar males mayores.

Lo primero que debemos de quitar de su alcance es todo aquello que puedan romper y que a nosotros nos puede fastidiar como por ejemplo los cables. Todos esos cables que solemos tener por detrás de los muebles o del sofá, hay que protegerlos y sobre todo llevarlos a una altura a la que ellos no alcancen. Evitaremos que la luz nos salte , evitaremos el quedarnos sin cables y lo mas importante, les evitaremos que le dé un latigazo la luz. OJO, los favoritos, por experiencia, los cables de descargas de fotos de la cámara al ordenador y los cargadores móviles, entre otras cosas porque son los que mas a mano se suelen dejar.

Otro gran peligro para estos gatitos aventureros son las bolsas de plásticos , sobre todo y consiguen meterse en una y no consiguen salir, o sacan la cabeza por una de las asas y se quedan atrapados.

El hilo de la caja de la costura es otra cosa que les llama mucho la atención y que directamente se suelen comer.

Productos químicos como limpiadores del hogar y plantas que sean tóxicas para los gatos, todo fuera de su alcance.

Si en tu casa ya hace frío, cuidado con las chimeneas, los calentadores y todo aquello que les pueda provocar quemaduras.

Al ser tan pequeños, no suelen acceder con facilidad a sitios altos y / o ventanas pero como siempre mas vale prevenir que curar, pues mejor tener las ventanas cerradas.

¿Qué hemos hecho en casa? Pues en una primera fase, la habitación donde está la paridera, se mantendrá cerrada un tiempo para que su exploración sea gradual. Mi casa es muy grande y mejor ir dando espacio poco a poco.

A la habitación primera hemos retirado cables y todo aquello que pueda romper, morder y tragar.

Cuando consigan salir de la paridera, estarán entre cuatro paredes , un espacio mas reducido.

Intentaremos mantener ahí a los gatitos hasta que se vayan a su nuevo hogar pero en caso de ser un gato que se quedara con nosotros definitivamente, se le iría dejando espacio poco a poco.

Recuerda que con lo pequeño que son caben por cualquier hueco, incluso por debajo de los sofás. Cualquier precaución es poca.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*