Los perros en las playas

Los perros en la playa

Poco a poco cada vez son más las playas donde comienzan a permitir, con algunas normas, que los perros puedan ir a la playa. No veo justo que los perros no puedan ir a la playa pero también entiendo que al que no les guste los perros, no tienen porqué aguantarlos. A veces, o siempre, pagamos justo por pecador y siempre ocurre lo mismo, la poca responsabilidad o poco civismo de algunos, hace que a todos nos pongan la misma etiqueta.

Que un perro se bañe en el agua no implica que la vaya a contaminar, seguro que la contaminamos nosotros más con todas la basura que dejamos en la playa. Que un perro esté en la playa no implica que vaya hacer pis o caca allí en medio, pero eso es algo que el animal no controla, por lo que es el dueño el que debe de estar atento y retirar al perro a una zona más adecuada para ello, así como luego recoger sus excrementos.

Justo antes de comenzar la temporada de verano, estábamos en la playa cuando pudimos vivir en primera persona una situación que se podía haber evitado por completo. Una familia con su perro, todos en la orilla del mar. El animal estaba súper contento y feliz, danzaba de un lado a otro. Jugaban con él con una pequeña pelota que le tiraban y el traía una y otra vez. De pronto el perro se mete en el agua y pone posición de hacer caca, cuando todos los que estaban en la orilla comenzaron hacerse el distraído y a mirar para otro lado. Un matrimonio mayor que había al lado les llamó la atención y les dijo que lo que había hecho el perro era una guarrada y que ahora sus nietos tenían que bañarse en esa agua. Y razón no les faltaba a ese matrimonio, no estuvo bien pero , ¿De quién es la culpa? Pues sintiéndolo mucho, la culpa es del dueño del perro que no lo llamó para que saliera del agua y no lo llevó a donde tenía que llevarlo y luego recoger lo que su perro había expulsado.

Por personas así y por incivismos como ese, volvemos a tener, año tras año, la prohibición de llevar los perros a la playa.

Y yo soy de la opinión que en las playas de más afluencia es una locura pero en las más tranquilas, se deberían de llevar , pero comenzaremos a dar esos pasos cuando los dueños de los perros se comiencen a comportar en conciencia.

Ya dije al inicio que ya hay algunas playas que si dejan, así que si nos vemos camino de esa playa con nuestro perro, no olvides unos consejos.

Crema, los perros necesitan crema protectora, las hay especiales para ellos y hay que ponerlas 30 minutos antes de llegar a la playa. Hay que hacer más hincapié en la zona del hocico y de las orejas.

Agua, mucho agua, el perro se excitará, correrá, jugará y beberá agua salada por lo que hay que llevar abundante agua para el perro, así como un recipiente para proporcionársela.

Toallas, en plural, una para secarlo y luego otra para proteger el coche.

Bolsas para recoger sus excrementos.

Una sombrilla, en caso de que tengamos pensado pasar bastante tiempo para que no esté a pleno sol.

Y hasta aquí creo que es lo más básico, aunque podría siempre recomendar un pequeño botiquín.

Y tú, si tienes algún consejo más que aportar nos encantaría que nos lo contaras.

4 comentarios sobre:
“Los perros en las playas”
  • Qué asco. ¿Por qué no se llevan sus perros a sus casas en lugar de molestar a quienes descansan en su tiempo libre y no tienen ganas de verlos por allí ni de que se les acerquen? Los pobres animales no son responsables, pero sus dueños sí.

  • me parece muy bien todo lo que comentáis en el post, los animales no tienen la culpa, son los dueños los que deben actuar en consecuencia; también me parecen muy útiles todas las recomendaciones; un post muy interesante.

  • Esto esta muy bien y el ejemplo también; pero que me dicen de los niños haciendo sus necesidades en la playa?. Yo he estado tomando el sol y un niño de no más de tres años ha orinado a menos de un metro de mi cabeza; la respuesta de la madre: aplaudió y jaleo al niño. Por no decir las veces que me he encontrado en la orilla aplicadores de tampones, compresas, etc..civismo si, sentido común también pero para tod@s.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*