Los perros que hacen ruidos al respirar

Perros que hacen ruido al respirar

Hay muchas personas que no se paran realmente a mirar los pros y los contras sobre los perros que terminan llevando a casa y eso a la larga, provoca problemas de convivencia.

En esta entrada nos vamos a centrar en algo tan sencillo como los ronquidos de un perro, o la respiración fuerte de un perro. Algo que a mi personalmente no me molesta, para muchas personas puede ser algo insufrible.

Si eres de los que no soportan los ruidos o las respiraciones altas, es mejor que tengas en cuenta todas aquellas razas o cruces de razas que tienen la respiración alta o roncan.

Por regla general, todo perro con la nariz chata, cara aplastada, pliegues en el rostro son perros que tienen el síndrome braquiocefálico y eso da a lugar a dificultades respiratorias. Estos perros, no solo tienen respiración fuerte, ronquidos y demás sino que requieren cuidados especiales.

Estamos hablando de perros como el Carlinos, el Bulldogs, los Boxes, o los Boston Terrier por decir algunas razas.

Estas razas, al tener una anatomía muy particular, hace el que flujo de aire a través del hocico y la laringe no sea normal. Los huesos de la cara están comprimidos, el hocico estrecho y corto y la tráquea es también más estrecha. En resumen, el aire tiene menos sitio para llegar a los pulmones.

Estos perros requieren de atención especial porque pueden sufrir colapso en las vías respiratorias tras un sobreesfuerzo, estimulación, golpe de calor etc. Con un colapso de éstos, el perro puede llegar a sufrir hasta desmayos.

Una cosa tan sencilla como la fisionomía de la cara del perro nos puede dar muchos problemas si somos personas propensas a no soportar los ruidos. Un perro que constantemente está respirando con mucho ruido y / o roncando, nos puede sacar de nuestras casillas si no somos pacientes o si nos afectan estos ruidos constantes. Hay multitud de personas que no les importa el ruido, ni les afecta, ni les preocupa. El perro hace su vida normal y sus dueños también.

Con esta entrada simplemente quería dejar claro que a la hora de hacernos cargo de un perro, hay que mirar hasta el último detalle. Un perro recogido a lo loco puede terminar en una relación frustrante y no queremos que haya más perros abandonados que las cifras últimas son ya bastante alarmantes y preocupantes.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*