Los perros y el verano

El Pastor Belga Malinois

Los perros en veranos los tenemos que tener especialmente cuidados porque podemos caer en errores que les hará pasar malos ratos.

En verano, hace calor y si tenemos al perro en el sol mucho tiempo les puede dar golpes de calor, se pueden deshidratar o pueden tener quemaduras en la piel.

Los perros no soportan el calor como la soportamos nosotros entre otras cosas porque al carecer de glándulas sudoríparas, no sudan y no pierden calor como nosotros. Los perros pierden la calor por los dedos, región interdigital o por el tracto respiratorio , nariz y boca.

Un perro se puede deshidratar fácilmente así que para evitarlo , el perro debe de tener siempre a su alcance agua fresca, abundante y limpia.

Si la casa es grande , lo ideal es que el perro tenga varios puntos de agua a su alcance. Hay que extremar aun mas la atención en este aspecto si el perro es aún cachorro.

Un perro deshidratado se puede poner malo con vómitos, diarreas, picazón, alteraciones en la piel, dificultad para respirar etc.

Un golpe de calor o insolación también es muy peligroso. No se debe de dejar al perro ni a pleno sol, ni atado en un lugar con mucho calor ni mucho menos dentro de un coche.

Un perro con golpe de calor tendrá dificultad para respirar, cacas con sangre u orina color muy oscuro.

Nunca debemos de mojar a un perro con golpe de calor ni mucho menos poner hielo, es mejor llevarlo a una instancia con aire acondicionado hasta que se reponga o hasta que llegue el veterinario.

Hay razas de perro que son muy delicadas y les da golpes de calor con la mas mínima subida de temperatura como son los bulldog francés, pug, bóxer, san Bernardo , boyero de berna etc.

Las quemaduras es algo que se nos pasa por alto muchas veces. Pensamos que un perro no se puede quemar como nos quemamos nosotros y eso no es cierto.

Un perro puede sufrir, y de hecho la sufren muy a menudo, quemaduras en las almohadillas de sus patas, las llamadas almohadillas plantares. No se debe de sacar a un perro a la calle con altas temperaturas porque se quemarán las almohadillas con el asfalto.

Los perros de color blanco o claros, se queman las puntas de las orejas y el hocico con mucha facilidad, por lo que es aconsejable el uso de protección solar en caso de salir a la calle con sol.

En verano, los perros son muy susceptibles al calor, cuídalos con mimos y con cabeza.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*