Los perros y gatos también comen hierbas

Bodeguero ratonero andaluz

Si tenemos perro y / o gato y lo vemos comiendo hierbas de nuestro jardín no debemos de preocuparnos lo mas mínimo a no ser que esa hierba haya sido tratada recientemente con productos químicos.

Si nos centramos en los perros, los perros comen hierbas por varios motivos, siendo el mas habitual como automedicación. Los perros comen hierbas bien para completar la alimentación que le damos, bien para clamar digestiones pesadas o bien para vomitar y así aliviar problemas de digestión o de estómago.

Resumiendo, los perros comen hierbas según se ha dicho siempre “ para espulgarse “ pero lo hacen como propiedades desintoxicantes.

Los gatos en cambio usan las hierbas como laxante para así poder eliminar las bolas de pelos que se le forman tras el estar constantemente acicalándose. Como laxante, para vomitar o para regurgitar.

Por estos motivos hay que dejar tanto al gato como al perro que coman hierba si así lo necesitan.

Lo harán en función a sus necesidades y siempre será algo alternativo que ellos busquen a su alimentación diaria. Nunca debemos de sustituir una comida por hierba, eso no funciona así, ellos sabrán cuando es el momento de tomarlas.

Como única precaución por nuestra parte es el no añadir a nuestro jardín, donde ellos campan libremente, productos químicos , ya sean para fumigar, abonar o fertilizar.

Si por cualquier motivo tenemos que recurrir a productos químicos para nuestro jardín, hay que tener la precaución de no dejar ni al perro ni al gato que anden por esa zona el tiempo que nos indiquen. Hay siempre que preguntar cuanto tiempo estará activo los químicos para evitar ese trecho de tiempo el que el gato o el perro entre en esa zona.

Si el jardín es grande, podemos hacer por tramos el uso de los productos químicos y así siempre nuestro animal tendrá una zona para su disfrute, siempre bajo nuestra atención para que no entre en zona prohibida.

Si el jardín es pequeño o bien el tratamiento a poner en el jardín, tiene que ser en toda la zona por igual, ahí solo nos queda aislar la zona y dejar al alcance de nuestro perro o gato alguna maceta que hayamos preparado con antelación para su ingesta de hierba.

Una cosa a tener muy en cuenta son las plantas, arbustos o demás que plantemos, nunca elegir especies que le sean tóxicas a nuestras mascotas porque pueden tomarlas por error y hacerles daño.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*