Mascotas y niños

Las mascotas y los niños

Muchas personas cuando se enteran que van a tener un bebé, abandonan, entregan o dan a otra familia a su mascota. Piensan que es lo mejor para su bebé, alejar a la mascota de su entorno y realmente están haciendo totalmente lo contrario a lo que deben de hacer. Cuando nos enteremos que estamos esperando un bebé, simplemente hay que ir preparando a la mascota a la llegada de ese bebé para que lo reciba con entusiasmo y cariño.

El que un bebé crezca junto a una mascota, ya sea perro , gato o pájaro, está creciendo mucho más sano y feliz que cualquier otro bebé que no tiene mascota.

Los bebés que crecen junto a una mascota, crecen con un sistema inmunológico mucho más fuerte y desarrollado. La capacidad inmunológica se potencia al casi el doble según los últimos estudios.

Los bebés que crecen o han crecido con mascotas, son bebés que tienen muchísima menos posibilidades de padecer algún tipo de alergia.

Dicho de otra manera, el tener el bebé una mascota cerca en sus primeros meses de vida hará que su sistema inmunológico se desarrolle de manera natural.

Cuando hablamos de un bebé cerca de una mascota nos referimos a cada uno en su lugar. No con ello quiero decir que la mascota deba de estar dentro de la cuna con el bebé. Con que la mascota esté dentro del entorno, dentro de la casa, ya es suficiente.

Poco a poco el bebé irá creciendo e irá jugando y conviviendo con esa mascota.

Ya no solo se crea un vínculo inmunológico sino también afectivo donde los niños con mascotas son mas felices y equilibrados emocionalmente, por no decir más responsables, que también lo son.

Evidentemente la limpieza del hogar así como de la mascota debe de ser total. El que tengamos una mascota no significa que no tengamos que atender a sus cuidados, limpieza e higiene, y mucho más si tenemos un bebé gateando por la casa.

Lo dicho, mascotas y bebé, no solo es compatible sino que es totalmente recomendado.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*