Mi gato no come

Mi gato no come

Estamos observando que nuestro gato ha dejado de comer. Lo primero que se nos pasa por la cabeza es que está malo y se nos va a morir. No me digáis que no que solemos ser así de negativos. De la misma manera que nos alarmamos, podemos no darle la importancia de debiera así que hay que tener un poco mas de termino medio, es muy importante controlar que nuestro gato está comiendo.

A veces, el que un gato deje de comer puede ser por muchos motivos, unos nada tendrán que ver con la salud de gato y otros si, por ello esta entrada, para ir buscando el origen desde lo mas básico a lo mas peligroso, la salud de nuestro gato.

Si el gato no ha tenido ningún cambio de rutina para justificar el que haya dejado de comer, comenzaremos a mirar en otras direcciones. A cambio de rutina me refiero a cualquier cosa que le haya molestado o perturbado al gato, ya sea la llegada de otra mascota, un viaje, una ausencia de algún miembro de la familia, una mudanza, no sé, hay gatos tan delicados que hasta el que le cambien la cama de sitio o que le reemplacen la cama, les molesta, les altera y dejan de comer.

Lo primero que debemos de comprobar es el estado del comedero del gato. Los comederos se deben de limpiar a menudo, y cuando está muy deteriorados, hay que reemplazarlos, sobre todo si son de plástico. Si ponemos la comida de nuestro gato en un comedero sucio o con mal olor, nuestro gato puede que no coma.

Si su plato está en perfecto estado habrá que pasar a lo siguiente, puede que haya perdido momentáneamente el apetito. La mejor manera de animar a nuestro gato a comer es añadiendo a su pienso el aceite de las latas de atún. No siempre pero si de vez en cuando.

Tenemos que recordar la edad de nuestro gato siempre. Si nuestro gato es viejo, puede que le duela la boca y por lo tanto, esa comida que le estamos dando le haga daño. Aquí si debemos de revisar la boca y aconsejo que se acuda a un veterinario para que descarte problemas en la boca. Otro día nos centraremos únicamente en la boca del gato y como se la debemos de cuidar y controlar. Si el gato es viejo y comienza a dolerle la boca, toca comenzar el cambiar de pienso seco a comida húmeda, poco a poco y reduciendo el pienso y aumentando la comida húmeda en cada comida.

Hasta aquí cosas que podemos hacer mas o menos nosotros, a partir de aquí, si seguimos sin saber que le pasa a nuestro gato y el porqué no come, toca visita al veterinario.

Lo primero que el veterinario va a comprobar que el problema no se encuentra en la boca como ya hemos mencionado. El problema también puede estar en las vías respiratorias. Si el gato no huele, no come, así de sencillo.

En el momento que el veterinario nos descubra que le pasa a nuestro gato, simplemente hay que seguir con sus indicaciones y poco a poco volverá a comer.

Es muy importante que tengamos la alimentación de nuestro gato controlada porque si un gato no come, su cuerpo comienza a convertir las grasas en energía y ello lo hace a través de su hígado. Todo ello puede desembocar en una lipidosis hepática, una enfermedad muy peligrosa para nuestro gato que se produce en el hígado y puede afectar a otras partes.

A veces dejan de comer por algo que no tiene mayor importancia , otras veces es por una dolencia o enfermedad. Nuestro gato  no nos pueden hablar, así que nos toca a nosotros el estar pendientes a ellos y a si comen.

2 comentarios sobre:
“Mi gato no come”
  • Hola buenas,
    Tenemos una gatita de un mes y medio que lleva en casa dos dias, y ayer tuvimos la mala suerte que se hizo daño en una patita, fuimos al veterinario, le pusieron una inyección y nos dijeron, menos mal, que solo era una inflamación por una mala caida o algo parecido, pero hoy no está comiendo nada, ni jamón york que le gusta bastante, ni bebiendo agua y se pasa el dia durmiendo.

    Que puede pasarle?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*