Mi hámster muerde

Lola, el hámster ruso

Los hámsters muerden, es intuitivo, es una manera que tienen de defenderse ante el miedo. Cuando un hámster muerde no es porque sea agresivo sino porque tiene miedo y se intenta defender. A medida que vaya perdiendo el miedo, irá dejando de morder. Así que lo primero que tenemos que hacer es que vaya cogiendo confianza con nosotros y poco a poco, a medida que se vaya acostumbrando a nosotros, irá dejando de morder.

Lo importante es primeramente que nos sienta cerca. En casa, Lola está justo en la mesa contigua a la mesa donde trabaja mi mujer, y curiosamente es a ella a la única que no muerde, a todos los demás si nos muerde y es porque no mantiene con nosotros un contacto tan cercano como lo tiene con mi mujer.

Cuando queramos coger al hámster, la mejor manera es meter la mano despacio en la jaula y dejar que él sea el que se acerque y nos huela. Solo cuando consigamos que se acerque a nuestra mano y no nos muerda, entonces es cuando estará preparado para que lo saquemos fuera de la jaula en nuestras manos. Una manera de ganarnos su confianza es poner un trozo pequeño de fruta en la mano cuando la metamos en la jaula, de esa manera se sentirá premiado.

Cuando consigamos ese acercamiento a nuestra mano y no nos muerda, podremos empezar a sacarlo de la jaula, cuidado que puede saltar y escaparse, son muy rápidos y ágiles.

Es muy importante lavarse las manos antes de coger al hámster, si nos huele a comida nos morderá pensando que es comida. Tras la manipulación del hámster hay que lavarse las manos, es simple ley de higiene personal.

Sobre todo hay que recordar que los hámsters son animales nocturnos, lo cual significa que pasará gran parte del día dormido y solo empezará a estar activo por la tarde – noche. No debemos de molestar al hámster cuando duerme y mucho menos para acariciarlo por simple gusto, debemos de respetar sus horas de descanso o de lo contrario, nos morderá porque le hemos molestado, son así estos pequeños roedores.

Y tu hámster, muerde?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*