Mi perro me ataca, ¿qué hago?

Hay casos en los que nuestro perro se muestra agresivo hacia nosotros o hacia alguien concreto de la familia. A veces, el comportamiento del perro ha sido debido a algún error por nuestra parte así que vamos hablar de esas cosas que hacemos mal para evitar este tipo de situaciones.

A veces movemos su cacharro con su comida, cosa que a  nuestro perro no le puede gustar, o a veces recogemos sus juguetes, cosa que a nuestro perro, al perder SUS JUGUETES de vista, no se lo tome muy bien.

En otras ocasiones,  acariciamos al perro de manera que le puede sobresaltar, o asustar porque no se lo espera, este acto incluso le puede ocasionar estrés.

Cosas cotidianas como hacer que entren o salgan de alguna estancia de la casa, ponerle el bozal, cepillar al perro o lavarlo, pueden ser el desencadenante de un ataque por frustración.

Ante un perro que nos ataque a nosotros o a alguien de nuestra familia, lo primero que se debe de hacer es sentarse hablar con un veterinario y sopesar el problema. Lo primero que el veterinario hará es una reconocimiento para descartar posibles problemas de salud que puedan ocasionar comportamiento agresivo.

Descartado las enfermedades, el siguiente paso es evaluar el nivel de agresividad del animal. Solo un profesional nos indicará si el perro se puede reeducar o no.

En caso de poder reeducar al perro, se trabajará con el animal pero también hay que poner mucho de nuestra parte y somos nosotros mismos los que también tenemos que reeducarnos y cambiar hábitos de comportamiento hacia nuestro perro.

A este tipo de perros con problemas de agresividad se les trata con ejercicios de contracondicionamiento y desensibilización con refuerzos positivos. Solo contados perros necesitarán paralelamente algún tipo de medicación para que reduzca la impulsividad.  Ojo, los fármacos solo les debe de recetas un veterinario.

La castración en los machos suele ser ventajosa y en este tipo de problemas, una de las soluciones prioritarias pero no se soluciona al 100% el problema castrando al perro, hay que llevar a cabo los ejercicios.

En cuanto a los dueños, se les enseña a interactuar con la mascota correctamente, se le enseña como y cuando aplicar un castigo o un premio..

Hace algunos años,  un perro con este problema de comportamiento estaba condenado al abandono inmediato o a una muerte por eutanasia. Hoy por hoy hay otras opciones que hacen que el perro tenga un comportamiento ejemplar.

 

Imagen vista aqui

1 comentario sobre: “Mi perro me ataca, ¿qué hago?”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*