Mientras la gata da de mamar, las otras heridas

Mientras la gata da de mamar, las otras heridas

Cuando tenemos a una gata dando de mamar en casa, siempre tenemos mucha precaución en que sus mamas estén en perfecto estados, que no se formen heridas ni grietas para que no termine en una mastitis.

Pero también puede suceder que las mamas están perfectas porque los gatitos con sus dientes no han llegado hacer daño a su madre pero nos encontramos con otra zona , muy cerca de las mamas, que puede presentar heridas.

Nos referimos a la parte de la barriga de la madre, esa zona tierna que hay entre mamas y mamas y que los gatitos suelen arañar constantemente mientras están mamando.

Los gatitos tienen las uñas diminutas y muy finas y pueden llegar hacer mucho daño en esa zona a la madre.

El resultado es una zona enrojecida, con una fina postilla que cada vez que los gatos vuelven a arañar, levanta la postilla y no termina de curar. Se puede llegar a infectar y causar una herida más profunda y de peor curación.

Esa zona es una zona donde no podemos poner muchas cosas para curar porque los pequeños gatitos mamando , pueden llevarse y son productos tóxicos para ellos.

La única manera que tenemos para curar esa zona es lavar varias veces al día con una gasa y agua oxigenada.

No debemos de poner nada más a no ser que esté recetado por un veterinario que nos asegure que no es un producto tóxico para los gatitos.

Llevaremos a la gata al veterinario si vemos que la herida se pone muy fea o se infecta mucho. Si es una herida más o menos normal, solo tenemos que lavar varias veces al día con agua oxigenada, entre tres y cinco veces sería lo ideal.

Paralelamente, para ayudar a que no sigan haciendo heridas a la madre, cortaremos a los pequeños gatitos las uñas, con mucho cuidado y con un corta uñas para mascotas.

A Abby se le ha presentado esta herida en la parte más baja de su barriga, entre la tercera línea de mamás con la última línea de mamas.

Tiene una herida bastante grande pero no es profunda, es muy superficial y con los lavados de agua oxigenada, la cosa está mejorando mucho. Si es cierto que a la pobre le duele y cuando se lían los 5 cachorros a mamar, la madre se pone a quejarse y a protestar pero no deja de dar de mamar a sus gatitos. Se está portando como una campeona.

1 comentario sobre: “Mientras la gata da de mamar, las otras heridas”
  • Buenas, nos gusta mucho este blog. Queríamos daros la enhorabuena y colaborar aportando un poco de información útil para aquellas personas que deseen adoptar mascotas. Pueden hacerlo a través de la nueva asociación de ayuda a los animales. Pueden ver todas las mascotas aquí: http://petsos.es/mascotas
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*