Nuestros perros se comunican con nosotros a su manera

El Pastor Belga Malinois

Sin llegar a ser un experto en perros, con solo convivir con uno de ellos durante un periodo mas o menos razonable, empezamos a entender perfectamente lo que nuestro perro nos quiere decir.

Un perro no habla, pero si se comunica. Un perro está en contacte comunicación con nosotros a trasvés de su cuerpo. Ellos se manifiestan moviendo o colocando las orejas,  la cola, los ojos e incluso su propio cuerpo, de una manera o de otra, dependiendo de lo que nos quieran trasmitir.

Su lenguaje es sencillo, y solo les bastan con darnos a entender algunas situaciones o estados de ánimos, todo lo demás, a nuestro perro, les sobra.

Por una lado tenemos las situaciones malas, ya sea agresividad, miedo o angustia. A nuestro perro no le gusta sentir estas cosas, pero las sientes y nos las hace saber. Nos indican que tienen miedo agachando las orejas completamente hacia atrás y pegándolas a la cabeza.  La cola puede incluso esconderlas entre las piernas. Si tiene mucho mucho miedo, la cabeza la agachará todo lo que pueda.

Si ese miedo va a mas, entrará en un estado de angustia y con los mismos rasgos que te he dicho antes, agachará su cuerpo entero pero sin llegar a acostarse.

Del miedo y angustia a la agresividad va un paso, un perro asustado es un perro muy peligroso. Se le erizará el pelaje del lomo y enseñará los dientes, con o sin gruñidos, con o sin ladridos. Cuidado!!!

Pero nuestro perro también nos comunica cuando están bien. Nos indica que tienen ganas de jugar cuando nos ladra de manera excitada, con orejas relajadas y cola levantada. Correrá en nuestro alrededor con los ojos muy abiertos, está feliz!!!

Cuando está tranquilo, el perro tendrá las orejas levantadas, cabeza alta y cola relajada y hacia abajo.  La lengua tenderá a estar hacia fuera. En el lado.

Está claro que perros con orejas caídas, no mantendrán las orejas tiesas por mucho rato.

Estos comportamientos son a rasgos generales pero si observamos detenidamente a nuestro perro descubriremos actos o comportamientos o posturas que nos estén indicando algo.

Mis perros, por ejemplo, cuando se sientan delante de la puerta de la casa, para que los veamos a través de la cristalera, nos quieren decir que tienen hambre y quieren comer. Nala se le da de comer fuera y a Blacky se le da de comer dentro porque es la única manera que tenemos de que coman los dos sin que se peleen. Cuando Blacky termina, se sienta delante de la misma puerta pero esta vez para darnos a entender que ha terminado y quiere salir. Esta pose la han copiado los dos gatos machos, Zeus y Artemiso, que cuando quieren salir, se sientan delante de la puerta para que le abramos.

Y tu perro, ¿tiene un lenguaje corporal específico? ¿Cuál es?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*