Nunca se deben de abandonar un animal

Los problemas estomacales

Con casi medio mes de Julio pasado, El Mini Zoo, un verano más quiere hacer un llamamiento. Si llegan las vacaciones y nos tenemos que marchar de viaje, abandonar a nuestra mascota NO ES UNA OPCIÓN, a parte de ser un delito.

Hay muchísimas opciones para con nuestra mascota en caso de irnos de viaje. No solo podemos viajar con nuestra mascota, hay muchos lugares donde se admiten animales sino que tenemos otra gran lista de opciones.

Si viajar con nuestro animal no resulta posible bajo ningún concepto podemos ir buscando otras opciones pero ninguna de ellas pasa por abandonar a nuestro amigo.

Podemos recurrir a guarderías, lugares donde por una cantidad diaria de dinero, alojaremos a nuestra mascota los días que estemos de viaje. Esta opción es de las más caras y no todas las residencias de animales aceptan todo tipo de animales, están más pensadas para perros.

Otra opción es buscar casas particulares que se ofrecen a cambio de una pequeña ayuda económica, a quedarse con tu mascota los días del viaje. Es algo más económico que la residencia de animales pero sigue siendo de coste elevado.

La siguiente opción es recurrir a un familiar o amigo y que se quede con nuestra mascota en su casa. Nosotros le llevamos a nuestra mascota con su comida y enseres y se la recogemos cuando volvamos.

A falta de no encontrar a nadie que se quede con nuestra mascota en su casa, siempre queda el que se quede en nuestra casa y quien sea el encargado de cuidarla, que vaya a diario a atender a nuestra mascota. Evidentemente no es lo mismo cuidar de una pecera que de un perro.

Como todos sabéis, en casa hay muchos animales, por ello, desde que entró el primero en casa, se sabía perfectamente que los viajes largos se acabaron y así fue. Cuando se recoge a un animal hay que se consecuente que llegan estos momentos en los que tenemos que salir por varios días y no sabemos que hacer con él.

Para todo hay opciones y alternativas, como ya os he dicho. En nuestro caso, a la hora de hacer viajes, nos turnamos, unas veces salimos nosotros y otras veces salen los niños mayores pero en casa siempre se tiene que quedar alguien.

En el caso de mis vecinos, que los hijos aún no son mayores de edad como para quedarse solos, llevan a la perra a una residencia de animales y a los gatos los cuida unos amigos que vienen entre dos y tres veces al día a darles una vuelta.

Opciones hay muchas y nunca debemos de plantearnos el abandonar a nuestra mascota, ellos dependen totalmente de nosotros. Abandonarlos es condenarlos a morir.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*