Pequeñas pautas para elegir bien nuestro perro

Si estás pensando en adoptar, recoger o comprar un cachorro de perro te voy a indicar algunas pautas para no errar en tu decisión. Un perro es para toda la vida, no es un juguete que podamos coger y soltar a nuestro antojo por ello, una buena elección meditada y razonada nos dará un compañero perfecto y para varios años.

Primero decir que aunque voy hablar de razas, no con ello quiero decir que tengas que comprar necesariamente un cachorro puro de esta raza, primero te aconsejo que cuando tengas claro que tipo de perro quieres, acudas a protectoras y perreras, te sorprenderás la cantidad de cachorros que hay allí a la espera de un hogar. Evidentemente son perros cruzados, mestizos aunque a veces nos podemos encontrar con algún que otro perro de raza pura. Un perro adoptado son dos vidas que salvas, el perro que te llevas y el perro que entrará en ese hueco que dejas, no lo olvides.

Bueno pues empecemos. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el tamaño.  Vamos a olvidarnos de eso de perro grande para casa con jardín y perro pequeño para piso. No necesariamente debe de ser así. Hay perros grandes que se adaptan perfectamente a la vida de un piso y perros pequeños que no soportan el vivir en un piso. ¿Qué miramos entonces? Mas que el tamaño necesitamos mirar la actividad del perro, el carácter y el habita que necesita. Un Setter necesitará mas espacio que un Mastín o un San Bernardo, siendo el primero mas pequeño que los otros dos.

El pelaje del perro y mas que el pelo del perro tenemos que mirarnos a nosotros y si estamos capacitados y vamos a tener la constancia de cuidar el pelaje en perros que lo necesitan.  SI eliges un perro de pelo largo, estos perros necesitan de cepillado diario, de peluquerías caninas, de productos especiales etc. Si no eres de ese grupo de personas, elige mejor un perro de pelo corto.

Eso de pelo largo, suelta pelo, pelo corto no lo suelta, no es cierto. Todos los perros mudan su pelo lo que pasa que en algunos se les nota mas la caída y en otros se les nota menos.

En las razas donde estamos constantemente cortando el pelo como el Poodle, el caniche, el westy terrier, el yorksite etc, se les nota muy poco la caida del pelo. Los perros de pelo duro como el Fox Terrier o el Schnauzer se les cae poco pero se les cae. En definitiva, a todos los perros se les cae en pelo en la muda.

¿Macho o hembra? Esto ya es cuestión de gustos. Las hembras tienen el celo pero los machos persiguen el celo de la hembra. Lo importante, sea macho o hembra, es que si no vamos a dedicar a nuestro perro a la cría de cachorros, es esterilizarlos lo antes posible.  Es bueno para ellos, ya hablaremos largo y tendido de este tema.

El tipo de raza las razas concretas de cada perro eso es algo muy personal, yo voy hablar en rasgos generales y muy de pasada, solo para dar unas cuantas de pautas.

Los perros de pastoreo son activos, equilibrados y muy fiel a sus amos.

Los terrier son enérgicos, independientes, inquietos.

Los perros de trineo tienen un gran insitito de caza, necesitan de un líder, si no lo tiene en su entorno, se fugará para buscarlo.

Los perros de caza son muy buenos aprendices, grandes cazadores, en algunos hay que enseñarlos en otros lo trae de instinto.

Perros de compañía son los que mas dependencia tienen del amo. Hay que educarlos bien para que no tengan desequilibrios emocionales.

El galgo es tranquilo, independiente y sociable.

Otro factor a tener en cuenta es el precio, que variará mucho según la raza, la moda vigente del momento en cuanto a perro, el lugar de compra etc.

Y después de todo esto os cuento mi experiencia con Nala. Nos sentamos mi mujer y yo para decidir que queríamos  y decidimos que queríamos un pastor alemán o similar, a poder ser hembra porque las vemos mas fieles y dan menos problemas a la hora de relacionarse con otros perros. Machos con machos a veces dan muchos calentamientos de cabeza.  No nos importaba el tipo de cruce que tuviera pero si lo queríamos de cachorro por aquello que venía a una casa con niños pequeños y queríamos educar al perro desde cachorro. Escribimos a varias protectoras preguntando que tenían con estas cualidades. Evidentemente sabíamos que no íbamos a encontrar un pura raza, pero tampoco lo queríamos, no nos importaba el cruce.

Una de las protectora que nos contestó nos envió un montón de fotos de cachorros con unas características similares a las que pedíamos. Elegimos esa protectora porque le vimos un montón de cachorros y queríamos ayudar a quien mas lo necesitara. De entre las fotos elegimos a Nala por su mirada, nos enamoró esos ojos.

Nala llegó a casa una mañana de febrero mediante MRW mascota. Pagamos a la protectora 50 euros en concepto de traslado primeras vacunas y chips, un dinero que nos resultó relativamente poco.

Nala es lo que buscábamos y estamos cada día que pasa mas contento con nuestra decisión.

Y tu, ¿Qué perro buscas?

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*