Perros y jardín, ¿Es posible?

Un perro en la ciudad

Si eres amantes de los perros, tienes perros en tu casa y encima quieres tener un precioso jardín muy elegante y bien cuidad, toca armarse de valor y paciencia.

¿Se puede tener jardín bonito y cuidado y perro? Por supuesto que si, simplemente hay que educar a nuestro perro a no destrozar.

Y sinceramente, la tarea no es sencilla pero tampoco es imposible, se puede conseguir el educar al perro de manera que solo entre y juegue en cierta parte del jardín, dejando la otra parte siempre bien cuidada.

Lo que está claro que es el perro tiene que tener su parcela dentro del jardín, necesita de ese espacio donde revolcarse, hacer agujeros en la tierra, escavar etc El segundo paso es enseñar al perro, desde el primer día que llega a casa, donde si y donde no puede o debe de jugar.

Hay que enseñarlo como se le enseña hacer pis en un lugar concreto, a base de repeticiones, de NO rotundos, y de premios cuando hace las cosas bien.

Lo ideal es que en la zona donde dejemos a nuestro perro tener su espacio, le pongamos sus juguetes, su caseta, sus cosas en definitiva, que el se sienta a gusto en esa zona y sean esa zona la que elija para pasar el rato o los ratos.

No hay nada mas destructivo que un perro aburrido así que toca tenerlo distraído con ejercicios, paseos, atenciones etc.

Si el perro está siempre fuera, desde el primer momento  hay que enseñarlo que parte no debe de destrozar. Si el perro está dentro de casa y dejamos que salga al jardín cada x tiempo, cuidad, hay que dejarlo salir siempre con la precaución que va a salir tranquilo. Por regla general los perros salen todo nerviosos y se ponen a correr de un lado para otro y en esa euforia y nerviosismo, quedan todas las plantas pisoteadas.

Si vemos que hace pis o otras necesidades cerca de nuestro jardín o en una zona que no nos haga gracia, en el mercado hay productos para ahuyentar pero lo mas eficaz es rociar la zona con agua con pimienta.

Está claro que perro y jardín no es del todo lo mas acertado y por regla general, cuando hay perros, no podemos tener un jardín en perfecto estado y mucho menos un jardín con flores y plantas delicadas. Yo os aconsejo que paralelamente a educar al perros a no destrozar el jardín, plantar y adornar el jardín con elementos decorativos fuertes, duraderos y plantas fuertes que no se marchiten si un perro pasa por encima corriendo.

Se que es algo un poco difícil, pero poco a poco se van acostumbrando a las zonas que son de libre tránsito y las zonas que no lo son.

Mi jardín se limita a césped, algunos árboles frutales y algunos rosales. Por supuesto la zona huerto está totalmente vallada y fuera del alcance de los perros ¿Y tu jardín? ¿Qué tal lo conservas?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*