Principales riesgos en el parto de una perra

El cuidado de los cachorros

Cuando nuestra perra está embarazada, todos esperamos a los cachorros con mucho entusiasmos y alegría pero por otro lado nos invade el miedo y las dudas.

No es muy habitual que una perra fallezca en el alumbramiento pero ocurrir ocurre. Por regla general, somos dueños muy atentos con nuestras perras y controlamos su embarazo y si el veterinario ve algún problema antes del parto, programará una cesárea para reducir riesgos. Eso no significa que puedan surgir problemas de última hora y aunque siempre solemos acudir al veterinario de momento, a veces las cosas se complican hasta el infinito y nuestra perra se nos va.

Los problemas más comunes que se presentan en las pocas veces que una perra fallece en el parto ( lo digo así porque tampoco quiero alarmar y hacer que penséis que todas mueren en el parto ) son los que vamos a decir ahora.

En primer lugar nos encontramos con la rotura de útero. Es una cosa que suele suceder en perras que tienen un útero pequeño y trae muchas crías en la camada. La rotura de útero también se presenta en perras que han parido muchas veces y muy seguidas. No es bueno que una perra tenga cachorro en todos sus celos. Dos embarazos al año es muchísimo para la salud de la perra.

Que los cachorros no estén bien colocados y por lo tanto se queden atravesados en el canal del parto es otro de los motivos que puede llevar a una perra a la muerte.

El síndrome de reperfusión es el momento en el que la perra está expulsando el cachorro y su bombeo de sangre se vuelve excesivo, tanto que puede terminar en fallecimiento de la perra.

Hay muchos casos que se soluciona con cesárea, sobre todo esos casos donde los cachorros no están bien colocados, esos casos en los que la perra tiene el canal del parto estrecho y lo cachorros no van a poder pasar de modo natural etc. Hay que decir que una cesárea también es un riesgo y peligro para la perra porque se nos puede presentar complicaciones con la anestesia, hemorragias, infecciones etc.

Hay que evitar por todos los medios posibles que las perras no tengan camadas, ni muy seguidas y mucho menos un embarazo sin control veterinario.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*