¿Qué hacemos si vemos un perro perdido?

La salud bucal de nuestras mascotas

Hemos vivido en primera persona es que se nos escape algún perro. El primero que se nos escapó fue nuestro cocker Cami (el de la foto) que estuvo una semana extraviado por Jerez y apareció gracias a la perrera municipal y por supuesto ayudó mucho el tener puesto el chips.

También se nos escapó las navidades pasada nuestro bodeguero Blacky, estuvo desaparecido desde el 22 de diciembre hasta el 5 de enero. Apareció solo por casa una mañana y ladró para que le abriéramos la puerta.

Otro que se nos ha escapado es Jorgy, el perro de nuestra comadre. Se escapó de aquí de casa, estaban pasando unos días con nosotros y se nos escapó. También apareció. Una señora se lo encontró y lo tuvo en su casa todo un fin de semana.  Cuando llegó el lunes, lo llevó a su veterinario para ver si tenía chips y tras la lectura del chips llamaron a Paqui para comunicarle donde estaba su perro.

Os cuento todo esto porque por desgracias, cada vez hay mas abandono de perros pero también hay perros que por unas causas u otras, se escapan, se despistan y no saben regresar a casa.

Ante estos casos, voy a dar una serie de indicaciones para acercarnos a un perro sin ponernos en peligro.

Un perro abandonado o perdido es un perro asustado y no hay nada mas peligroso que un perro asustado.

Lo primero a tener en cuenta es si nos vamos a acercar a un perro que estemos sólo, sobre todo sin niños para que el perro no se sienta acorralado.

A estos perros nos tenemos que acercar de manera lenta, nunca iremos directamente hacia ellos. Mantendremos la distancia y primero hay que hablarles. Le hablaremos de manera pausada, sin gritos y mirándole a los ojos.   Lo llamaremos de manera suave para que el perro sea el que se acerque.

No haremos movimientos bruscos ni ruidos escandalosos, lo asustaríamos mas.

SI vemos que el perro se acerca a nosotros, perfecto, cuando este junto a nosotros, nos agachamos para ponernos a su altura, lo acariciamos de manera lenta y suave y siempre con la mano abierta.

Si vemos que el perro no se acerca pero cambia de actitud, se relaja, se sienta o se acuesta, es el momento de acercarnos, lentamente, sin movimientos rápidos y con ruido.

Una vez que el animal está tranquilo, lo llevaremos a un punto donde puedan leer su chips en caso de tenerlo. En un veterinario, en un centro grande de acogida o en una perrera municipal nos pueden leer el chips.  Si no tiene chips el asunto se pone mas feo y habrá que avisar  a la policía, a un albergue o decantarnos por adoptarlo.

Si el perro no se tranquiliza, nos gruñe, nos saca los dientes, está nervioso y / o agresivo, no conviene acercarse al perro. Es el momento de avisar a la policía o a una protectora para que sean ellos lo que se hagan cargo del animal.

No todos los perros que vemos solos son perros abandonados, algunos serán perros que se han escapado y detrás de un perro que se ha escapado hay una familia que lo estará buscando y lo estará pasando mal.

Muchas personas optan, paralelamente al chips, poner en el collar del perro un colgante con un número de teléfono. SI nos encontramos con un perro que tiene un colgante con un número de teléfono, llamaremos inmediatamente para que los dueños pasen a recogerlo.

Mi comadre Paqui, tras recuperar a su Jordy, lo esterilizó y le colocó este colgante, de hecho se lo regaló mi mujer. Jordy estuvo perdido mas tiempo de la cuenta porque pilló un fin de semana de por medio y el veterinario estaba cerrado. Si jordy hubiera llevado ese teléfono en su collar, como lo lleva ahora, hubiera regresado con su dueña en pocas horas.

Pues nada, unas pequeñas pautas para acercarnos a un perro que está perdido o abandonado. Y tú, conoces alguna otra manera?

1 comentario sobre: “¿Qué hacemos si vemos un perro perdido?”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*