Qué hacer cuando un perro se atraganta

Que hacer cuando un perro se atraganta

Hay muchas veces que nos hemos encontrado ante la situación que nuestro perro se está atragantando y no sabemos que hacer. Nos quedamos inmóviles, asustados, casi sin respirar pero no hacemos nada más porque no sabemos qué hacer.

En esta entrada vamos hablar de esos momentos de pánico donde lo que menos debemos de tener es pánico.

Cuando nuestro perro se atragante, o comience a toser de manera exagerada, lo primero que debemos de hacer es no alarmarnos ni ponernos nerviosos.

Nuestra clama le dirá a nuestro perro que no hay por qué alarmarse. Si nos ven nerviosos, ellos se pondrán más nerviosos aún. Si el perro se altera o se pone más nervioso aún, lo que hará será respirar más deprisa y con ello, irá llevando más adentro de las vías respiratorias el objeto causante del atragantamiento.

Con calma y tranquilidad nos iremos hacia el perro, acariciando y hablando despacio y pausadamente. No hay que meter las manos en la boca del perro, no conseguiremos nada, lo que hay que hacer es todo lo contrario, ir por detrás y levantar las patas traseras del perro. Hay que dejar al perro apoyado solamente en sus patas delanteras, como si de una carretilla se tratara.

Intentaremos que agache la cabeza, a más altas las patas traseras, más agachará la cabeza.

Ahora toca, con las patas traseras del perro levantadas y sobre nuestro cuerpo, agarrar por la parte del diafragma y apretar para empujar hacia fuera el aire del perro y con ello el objeto que le obstruye.

Si el perro no se deja, cosa que ocurre cuando está demasiado nervioso, hay que hacer la maniobra entre dos personas para que una sea la que levante las patas y la otra sea quien presione el diafragma.

Una acción rápida, tranquila y sin nervios le puede salvar hasta la vida.

Una vez que expulse el objeto, solo nos queda el tranquilizar al perro hasta que se normalice totalmente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*