Que mal huele mi perro

La alimentación del Beagle

Los perros huelen a perro, no hay mas nada que decir y simplemente debemos de ser consiente que un perro huele a perro. Pero, ¿Y si ese olor es algo insoportable? Pues entonces ya no estamos hablando de un olor a perro sino a un problema que hay que localizar, y ponerle solución.

Hay que distinguir entre olor a perro y peste a perro. No podemos tener un perro y que huelan a jazmín, pero tampoco es lógico ni normal el tener que soportar un olor desagradable, entre otras cosas porque detrás d ese olor tan fuerte seguro que hay un problema médico y hay que ponerle solución rápidamente porque , por un lado solucionaremos el tema olor pero por otro lado hay que cuidar y velar siempre por la salud de nuestra mascota.

La primera pregunta es, ¿Desde cuando no bañas a tu perro? Si ni siquiera eres capaz de recordar la última vez que lo bañaste, estamos ante un problema de higiene que se soluciona dando al perro su merecido baño y sobre todo, manteniendo la rutina de baño e higiene con frecuencia.

Hay veces que bañar poco al perro es tan contraproducente como bañarlo muy frecuentemente. Un perro de debe de lavar cada 15 días o 20 días. Si lo bañamos con mas frecuencia, provocaremos un descontrol en la piel del perro, se pueden producir excesos de secreción de grasas y por lo tanto , mal olor.

Si usamos champú que no son adecuados para nuestro perro y usamos colonias que no son recomendada para perros, ocasionaremos también un desequilibrio y descontrol en la piel de nuestro perro.

Paralelamente al baño de nuestro perro cada 15-20 días, hay que limpiar cada semana juguetes, cama, y todo aquello que esté relacionado con el perro.

Si tras el baño, no secamos al perro correctamente, también provocaremos mal olor. Hay que secar con toalla de manera concienzuda y luego secar con secador pero aire frío o templado.

Si dejamos que el perro se seque al aire libre, estaremos en riesgo que en su pelaje húmedo se reproduzcan bacterias.

Si vemos en nuestro perro caspa, seborrea, acné, costras, zonas rojas etc, hay que acudir al veterinario porque el mal olor puede venir de esa zona y hay que tratarlas.

Si a simple vista no vemos o no localizamos el porqué el perro huele mal, hay que mirar por dentro. El veterinario es el que concretará si hay problemas en riñones, oídos, hígado etc.

La boca, la mala dentadura, encías en mal estados ect es otro foco de mal olor que se puede corregir.

Y lo mas importante, una alimentación no equilibrada o deficiente puede producir en nuestro perro mal olor entre otras cosas.

Si tu perro huele excesivamente mal, primero observa, intenta localizar el problema y si sigues sin localizarlo, visita al veterinario.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*