Qué mirar cuando compramos un pienso

Pienso perro

Hemos hablado mucho de piensos de gama baja, media y alta. Y hasta ahora a todos nos ha quedado bien claro que el pienso de alta gama es el mejor y por consiguiente, el más caro.

Lo que no tenemos tan claro es como diferenciar un buen pienso de un mal pienso. No sabemos donde mirar, que mirar, ni que buscar. Hoy vamos a intentar dejar la cosa un poco más clara para que no nos den gato por liebre a la hora de comprar un buen pienso.

Todo pienso tiene que tener una etiqueta que nos debe de informar de manera clara la composición del pienso así como de los ingredientes ( información nutricional) , a que tipo de perro está indicado ( cachorros, adulto, lactantes, sénior etc) , los beneficios del pienso ( mejor transito, mejora el pelo, etc) , fecha de elaboración y caducidad y el contacto del fabricante o distribuidor.

Lo más importante es controlar y buscar bien la información nutricional del pienso. Para entender la información nutricional debemos de comparar al menos dos o tres tipos de piensos para siempre quedarnos con el que nos proporcione un valor de proteínas más alto. Pero ojo, las proteínas ( carnes ) nos puede venir disfrazada como muy buenas y no ser tan buenas, te lo explico con el mejor de los ejemplos.

“Sabor a pollo” eso no es pollo, eso es sabor, por lo tanto el pienso no tendrá pollo o no tendrá una cantidad mínima recomendada. Lo que tendrá será sabor a pollo que lo obtienen a base de saborizantes.

“Con pollo” ese con nos indica que tiene al menos un 45 de pollo, insuficiente en cualquiera de los casos.

“Rico en pollo” sube un poco el porcentaje situándose en el 14%, insuficiente aún.

“Pollo” nos vamos al 26 %, cantidad aceptable pero… siempre hay un pero, ya diga con pollo, rico en pollo o solo pollo, no nos especifica que parte del pollo, por lo que podemos estar ante un pienso que usan en su elaboración cualquier parte del pollo, patas, picos, cabezas ect, lo que llamamos subproductos.

Entonces… ¿qué debemos de buscar? Debemos de buscar el que ponga “carne de pollo” con un mínimo del 26%. Es el único pienso que nos garantiza que ese 26% mínimo es realmente pollo, es realmente carne de pollo, sin subproductos algunos.

Este mismo ejemplo lo trasladamos a cualquier otro ingrediente, por ejemplo “sabor a pescado” o “sabor a atún” no nos garantiza en nada que lleve pescado o atún, nos indica que lleva el sabor solamente.

En la información nutricional siempre nos llegará el listado en orden de mayor a menor el porcentaje que contiene.

El pienso de mis perras por ejemplo lleva un 23 % de proteínas puras donde se me específica que provienen de carnes de pollo y de ternera. No es ese 26% que se recomienda pero si se ajusta bastante. Me indica que es un pienso de mantenimiento para perros adultos. Los beneficios que me indican es que mejora los dientes y encías, la estructura ósea del esqueleto, y mejora el pelo y la piel. Indica también las dos fechas exigidas por ley así como los datos del fabricante.

Una cosa que a mi me gusta mirar, y esto es algo que aporto yo personalmente, es la cantidad de ceniza que tiene los piensos y siempre evito el pienso que tenga más del 10% de ceniza en su composición. El que yo compro está un poco por debajo del 10%.

Y ahora, ¿Un poco más claro? Espero que si.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*