Rascador para gatos casero

El comportamiento de los gatos

 

Tenemos amigos con gatos que siempre andan preguntando que hacer para que el gato no esté arañando constantemente.

El gato va arañar constantemente, queramos nosotros o no porque está en su naturaleza. La necesidad de limar las uñas es constante y es una cosa que nunca vamos a poder evitar. Ellos elegirás los lugares menos comunes, como por ejemplo el interior de un zapato, como la foto que os adjunto.

Lo que podemos hacer es ofrecer al gato opciones para que no arañe nuestro sofá o nuestros muebles. Los rascadores de gatos son la mejor opción.

Hay multitud de rascadores de gatos en el mercado, desde cuadrados, circulares, sobre base, verticales, horizontales. Solo hay que entrar en una tienda de animales y elegir el que mas nos guste.

Siempre existe una opción B, que es hacer de manera casera un rascador y esa es la opción que os traigo hoy.

Lo que vamos a necesitar es una madera que bien puede ser rectangular, cuadrada o redonda, como queramos pero que sea gordita de anchura.

Toallas viejas o tela de enguatar, esa tela que parece que es algodón.

Tela de saco o un saco viejo.

Cuerda, lo mas basta posible.

Una grapadora de presión nos será muy útil así como cola blanca y algunas puntillas.

El método es bien sencillo, primero forramos la madera con las toallas o tela de enguatar con el fin de crear una base blanda. Fijamos bien la toalla o tela de enguatar con las grapas.

El segundo paso es forrar con la tela de saco, de igual manera fijamos con bastante grapas para que no se suelte.

EL tercer paso es poner sobre la tela de saco a la que le ponemos una buena capa de cola, la cuerda. La cuerda debe de ir bien tensada, pegada una vuelta en la siguiente vuelta. SI queremos podemos poner la cuerda en la totalidad del rascador pero también podemos poner la cuerda en el centro y dejar las puntas del rascador con la tela de saco a la vista.

Una vez que se seque la cola y la cuerda esté bien fijada, tendremos el rascador listo.

A los gatos les gusta mas el rascador en vertical que en horizontal pero eso va a depender mucho del gato de cada uno.

Se lo podemos fijar a cualquier pared, lo podemos fijar sobre una base para poder mover el rascador o lo podemos simplemente dejar sobre el suelo.

Es un rascador sencillo de hacer, económico y sobre todo hecho con nuestras propias manos. Si rebuscamos un poco, seguro que tendremos muchas cosas que reciclar en casa que nos vendrán estupendamente para montar este rascador. Un tubo de PVC, una tabla de madera de ese mueble que queremos tirar y nunca lo hacemos, una pata de una mesa vieja etc. Toallas viejas o sábanas viejas de algodón son buenas opciones para el interior. La tela de saco la podemos sacar de esas bolsas de patatas. Solo es cuestión de buscar un poco, seguro que encuentras algo.

Y tú, has hecho un rascador casero? Nos cuentas cómo?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*