Remedio casero para limpiar y proteger los ojos de los gatos

El celo en los gatos

Seguimos hablando de gatos, en esta ocasión vamos hablar de los ojos de los gatos. Los gatos por regla general, se les llena sus ojos de legañas porque simplemente les lloran sus ojos pero hay gatos que por raza son propenso a tener constantemente los ojos llenos de legañas porque tienden a tener problemas en los lagrimales como por ejemplo los persas o los gatos que son de pelo largo.

Hay que vigilar los ojos de los gatos porque a veces se nos puede pasar una infección de ojos y en ese caso hay que llevar al gato al veterinario.

Para gatos que suelen llorarle mucho los ojos, hay un remedio casero muy bueno que es el que hoy os vengo a contar.

Exprimimos un limón o una naranja, ambos tienen propiedades antiinfecciosas. Colamos el zumo del limón o de la naranja y lo ponemos en un cuenco.

En otro cuenco ponemos agua tibia.

Tendremos un tercer cuenco limpio. Con un cuenta gotas ponemos 1 gota de zumo de limón o de naranja por 3 gotas de agua.

Ligamos bien y ya tenemos preparado el suero para limpiar los ojos a nuestro gato.

Con una gasa esterilizada mojada en el suero de limón o naranja más agua  limpiamos los ojos del gato. Remojamos primero la parte de las legañas para que se reblandezcan y se puedan retirar mejor.

Siempre limpiaremos de dentro hacia fuera.

Si cogemos la costumbre de limpiar los ojos de esta manera 1 vez a la semana en gatos normales y 2 veces en semana en gatos que sean propensos a infecciones oculares, tendremos los ojos de los gatos en buen estado.

Cuando a un gato le tiene que entrar una infección de ojos, le va a entrar y es cuando hay que acudir a un veterinario para que se la trate. Este es un remedio para prevenir más que para curar.

Es un remedio totalmente casero, que no hace daño alguno al gato y que solo le va a venir bien para retirar de los ojos las legañas secas y viejas.  El poder de las propiedades de la naranja o del limón hará de protección.

Sencillo, casero, económico y sin efecto secundarios. Nunca lavar los ojos a los gatos y encima el protegerlos de futuras infecciones fue mas sencillo.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*