Se acercan los meses de frío, hablemos de gatos

Cuidades de los gatos cara a los meses de frío

Se va acercando el otoño, el tiempo frío y hay que ir preparando a nuestras mascotas. Hoy nos vamos a centrar en los gatos, en la siguiente entrada hablaremos de los perros.

Todos pensamos que los gatos, con aquello de que tiene un pelaje grueso, no pasan frío y estamos muy equivocado. Los gatos son los primeros en huir del frío y el ejemplo más claro lo tenemos en Buffy. Buffy durante el verano, solo se le ve en casa a la hora de entrar para comer, el resto del tiempo anda por el jardín. No hay manera de meterla para dentro, ni siquiera de noche. Desde hace varios días, cuando cae la noche, ya está haciendo su aparición y ya está comenzando a dormir de noche en casa, aunque durante el día, se vuelve al jardín a seguir aprovechando los días de calor que tenemos.

En los meses de frío, no solo le debemos de tener a nuestros gatos camas con mantas donde se puedan acurrucar sino que tenemos que tener otras precauciones.

Una de ellas es el cepillado, ya no es aconsejable cepillar a diario su pelaje, sino que lo haremos como mucho dos veces por semanas para así no producir una perdida excesiva de pelaje ni le haremos perder su capa lipídica.

Hay que intentar en la medida de las posibilidades no dejar salir a los gatos a la calle los días de mucho frío porque el cambio brusco de temperatura de dentro de la casa al exterior los puede hacer enfermar.

Ahora, en puertas de los meses más frío, es el mejor momento para hacer un chequeo general de nuestro gato en el veterinario. Cualquier cosita que tenga, ahora es el momento de tratarla, y que no se agrave cuando haga más frío.

También es el mejor momento para hacer nuestra desparasitación interna, la que se hace cada 3 meses, el inicio de otoño es el mejor momento para que la siguiente sea para el inicio de invierno, inicio de primavera e inicio de verano.

Llega el mejor momento para nosotros, porque los gatos nos buscarán para acurrucarse contra nosotros y así sentir calor. El la época donde disfrutamos de momentos especiales, cuando se nos acuestan en nuestras faldas y se dejan acariciar y acariciar.

Otoño a la vista, ¿estamos preparados?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*