Serpientes para niños

Serpientes para niños

De repente te encuentras en que tu hijo quiere una mascota pero no quiere una mascota cualquiera, quiere una serpiente. Comienzan las dudas y no sabemos por donde tirar. Quizás esta entrada te ayude.

Si realmente quieres que tu hijo tenga una serpiente, lo mejor es buscar una serpiente adecuada para principiantes y sobre todo para niños.

Las dos mejores serpientes que podemos comprar en este caso son, por un lado la serpiente de maíz y por otro lado la pitón real.

Son similares pero a la vez diferentes así que os hablo de las dos.

Las serpientes de maíz se llaman así por la forma de su vientre. Es una serpiente muy dócil, crece entre los 75 cm a el metro y 30 cm y vive en torno a los 20 años. Se alimenta de roedores vivos que los matará a través de la constricción, es decir, lo rodeará y asfixiará con su cuerpo, comprimiendo al roedor.

Las pitones reales son un poco menos dóciles que las primeras pero igualmente ideales para principiantes y / o niños. Se deben de comprar las criadas en cautividad siempre. Crecen entre 1 metro a 1 metro y 50 cm más o menos.

Ambas serpientes son perfectas para comenzar. La alimentación es simple, una rata por semana.

Sobre sus cuidados ya lo hemos hablado, un terrarium, agua fresca a diario, una manta térmica o una piedra de calor en el interior del terrarium y poco más. Recuerda que a más comida, más rápido crecerán pero tampoco es cuestión de dejarlas con hambre por tal de tenerlas pequeñas. Una rata por semana es una cantidad perfecta.

Las serpientes de las que te hablo, no son peligrosas, no son difíciles de encontrar en las tiendas de animales y se mantienen bien en cuanto a economía nos referimos.

Las serpientes, si se crían desde pequeñas, se dejarán manipular perfectamente y serán dóciles. Si las tratas bien, ellas te tratarán bien, si las tratas mal, se defenderán.

La única precaución a tener es a la hora de dar de comer, no tiene que quedar nuestras manos a su alcance cuando soltemos la rata porque la serpiente no distingue y a la hora de saltar para cazar, nos podemos llevar un mordisco. Aunque estas dos serpientes no sean venenosas, no significa que no tengan dientes.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*