Un ave herida

Un ave herida

Los que somos amantes a los animales, no podemos hacer daño a ninguno de ellos y si nos encontramos con uno herido, siempre estamos dispuestos a ayudarlo.

Y en ese grupo entran las Aves, esos pajaritos que nos rodean, que viven de manera libre a nuestro alrededor pero que en algún momento pueden sufrir un accidente y dejarlo herido.

Lo mejor que podemos hacer si nos encontramos con un ave herida es recogerla del suelo o de donde está postrada.

Hay que cogerla con suavidad y sin apretar. Movimientos suaves para que no se asuste y se sienta amenazada.

Lo mejor es depositarla en una caja amplia de cartón con hierba o periódicos rasgado en el suelo.

Hay que revisar el ave, con cuidado miraremos si tiene algún tipo de herida. Si sangra de manera superficial podemos limpiar la zona con suero. Si la herida es más profunda hay que llevar a un veterinario.

Si no tiene heridas, pasaremos a las alas. Abriremos las alas para comprobar que no tiene un ala rota.

Durante las 3 siguientes horas comprobaremos si el ave puede o no volar.

Si pasado ese tiempo, vuela, simplemente la dejamos ir a no ser que tenga una herida considerable.

Si pasado ese tiempo no arranca a volar, hay que ponerse en contacto con el veterinario.

No todos los veterinarios son especialistas en aves así que el mejor aliado en este momento es Google donde pondremos en el buscador centro de recuperación de aves seguido de nuestra ciudad y nos saldrá la dirección así como la web y el teléfono.

Tras ponernos en contacto con ellos, o bien pasarán a recogernos el ave o bien la trasladaremos nosotros.

Está claro que en el centro de recuperación de aves no nos hará mucho caso si se trata de un ave común y muchísimo caso si es un ave en peligro de extinción.

Que no quede de nuestra mano el ayudar a un ave herida. No cuesta tanto y podremos ayudar a un animal indefenso.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*